¿Una fábrica de cerveza casera que se controla desde el móvil? ¡Exacto!
  1. Tecnología
lanzaN un proyecto en kickstarter

¿Una fábrica de cerveza casera que se controla desde el móvil? ¡Exacto!

Brewbot es un dispositivo creado para que fabriques cerveza fácilmente y disfrutando con la parte creativa del proceso. Se controla paso a paso desde el iPhone

Foto: El prototipo de Brewbot y sus creadores
El prototipo de Brewbot y sus creadores

Quizá sea por la crisis, o quizá sea por una necesidad de dejar el mundo virtual a un lado y volver a los trabajos y habilidades manuales. Por uno o por otro motivo, el hand made está de moda. El hecho a mano, vamos. Cada vez hay más gente que emplea más tiempo (y en ocasiones más dinero) en hacer personalmente objetos y bienes que podría comprar fácilmente.

Es el caso del pan, un alimento que se puede adquirir en cada esquina pero que cada vez más gente fabrica de forma casera. A la satisfacción personal de hacerlo se suma el placer de experimentar con distintas recetas y fórmulas para probar nuevos resultados.

Algo similar ocurre con la cerveza, otro producto omnipresente que cada vez más gente se anima a producir de forma artesanal. Este fenómeno ha alumbrado un movimiento emprendedor importante en nuestro país: han surgido microcervecerías que ofrecen productos únicos, muy cuidados, enfocados a un público gourmet.

Pero la fabricación de cerveza también se está extendiendo a un nivel más casero y de auto consumo. El problema es que hacer cerveza artesanal, sobre todo hacerla bien, es complicado: requiere la cantidad justa de ingredientes a la temperatura exacta durante un tiempo concreto. Factores todos que varían dependiendo del tipo de cerveza que queramos fabricar.

"Cuando empezamos, cometimos muchos errores caros"

Pero al igual que las panificadoras aparecieron en escena para facilitar la fabricación de pan, otro invento quiere convertirte en maestro cervecero sin necesidad de entrenamiento, gracias a tu iPhone.

Se llama Brewbot y es un proyecto lanzado en Kickstarter por seis irlandeses del norte apasionados de la cerveza. Su empresa, llamada Cargo, se dedicaba a la programación de aplicaciones pero decidieron embarcarse en esta idea cuando comprobaron en primera persona lo complicado que resulta dar con la tecla de la cerveza casera perfecta.

“Cuando nos embarcamos en nuestro viaje de hacer cervezas, cometimos muchos errores caros. Nos encontramos con que era un proceso laborioso y que consumía mucho tiempo: pasábamos más tiempo comprobando relojes y termómetros y reorganizando nuestro equipo que pensando en recetas e ingredientes”, explican. Y cuando por fin conseguían lo que estaban buscando, resultaba muy difícil repetirlo. Cada intento se convertía en un proceso de ensayo y error, sin posibilidad de repetir los aciertos.

Así que decidieron trabajar para hacer del proceso algo mucho más sencillo, que permitiese centrarse en la parte más creativa del asunto. Gracias a la tecnología, han desarrollado un sistema con el que, aseguran, cualquiera puede hacer cerveza siguiendo la receta que más le guste y luego experimentar con los ingredientes y el proceso para obtener distintos resultados.

Monitoriza el proceso con tu iPhone

El sistema consta de dos partes, igual de importantes. La primera de ellas es el propio Brewbot, un dispositivo (de dimensiones similares a las de un horno de cocina) en el que se mezclan y fermentan los ingredientes. “Empezamos utilizando contenedores y tubos de plástico, como hacen todos los fabricantes caseros, pero luego pasamos a otros hechos de acero inoxidable. Por temas de coste, los tubos que utilizamos ahora son de cobre, pero nuestro objetivo es implementarlos también de acero”.

Utilizando una placa Arduino crearon varios prototipos, hasta que dieron con el modelo que les permitió automatizar el proceso.

placeholder

La segunda parte del sistema es una aplicación para iOS (aunque parte de la financiación que buscan irá a crear una versión para Android). Sus conocimientos en la materia les han permitido diseñar y crear una sencilla app con la que se puede monitorizar Brewbot desde el iPhone o el iPad, de forma que el proceso está siempre controlado y explicado paso a paso: temperatura, tiempo, cantidad de cada ingrediente.

Con estas dos partes, la fabricación de cerveza se convierte en un proceso sencillo. Solo hay que seleccionar la receta elegida y poner en marcha la aplicación. El dispositivo añadirá la cantidad exacta de agua y la calentará hasta la temperatura necesaria, vertiéndola luego en el contenedor donde está el grano. Pasado el tiempo fijado, filtra la mezcla y la enfría hasta que está tibia, dejándola fermentar en un contenedor opaco a la luz. La capacidad de este prototipo es de 20 litros.

El Brewbot está equipado con sensores de flujo, de temperatura y de peso, que envían la información a tu iPhone o iPad. Así siempre tienes controlado el proceso.

Un capricho caro, pero que convence

Fácil y sencillo… pero caro. Un dispositivo como este no es fácil de producir, y por lo tanto tampoco es barato. Según sus cálculos, el precio final de venta al público de Brewbot rondará las 2.000 libras (casi 2.400 euros), así que no estará precisamente al alcance de cualquiera.

Fácil y sencillo... pero caro. Según sus cálculos, el precio final de venta al público de Brewbot rondará las 2.000 libras (casi 2.400 euros), así que no estará precisamente al alcance de cualquiera

Aun así parece que la idea gusta, ya que en poco más de una semana ha obtenido el 62% de la financiación que necesita y aún le quedan otras tres por delante para conseguir el resto. Las posibilidades de aportación van de las 5 libras, a cambio de recibir la canción que parece en su video de promoción, a las 5.000, si quieres conseguir un Brewbot edición limitada y un tour con el equipo creador por las cervecerías de la región irlandesa, con el alojamiento y demás gastos pagados.

El 22 de octubre se cierra el proyecto. Entonces sabremos si Brewbot sigue adelante y si la posibilidad de convertirse en maestro cervecero nos queda a todos más cerca. Aunque sea solo un poco.

IPhone Tecnología
El redactor recomienda