El 3% de los estadounidenses lo hace

Nueve trucos (y un consejo) para ver 'porno' en la oficina y salirte con la tuya

Ver porno en la oficina no parece muy recomendable, y aún así, diversas encuestas dicen que mucha gente lo hace. ¿Cómo se las apañan para que no les pillen?

Foto: Nueve trucos (y un consejo) para ver 'porno' en la oficina y salirte con la tuya

Todo el que se haya movido un poco por la red se ha encontrado alguna vez con las siglas NSFW. Así, en mayúsculas, para que no pasen desapercibidas. Por si alguien a estas alturas aún no sabe qué significan, aquí va: No Suitable For Work, es decir, no apto para el trabajo.

Con esta advertencia se quiere avisar a los internautas de que el enlace que están a punto de pinchar lleva a algún contenido que te puede meter en un lío si lo abres desde la oficina. En el 99% de los casos, se trata de contenido pornográfico.

Que ver porno en el trabajo no es una buena idea parece algo lógico, y aún así, según varios estudios muchos trabajadores ven vídeos de contenido erótico en la oficina. Un lugar poco oportuno, ya que es de suponer que pocas empresas verían con buenos ojos que un empleado dedicase parte de su jornada laboral a este entretenimiento.

Que ver 'porno' en el trabajo no es una buena idea parece algo lógico, y aún así, según varios estudios, muchos trabajadores ven vídeos eróticos en la oficinaPero parece que hay quien consigue hacerlo y que no le pillen con las manos en la masa. Aunque no sea una práctica muy recomendable, aquí van algunos trucos que puedes probar para ver porno en la oficina y salirte con la tuya.

1. Los asuntos privados, mejor en pantallas pequeñas. Mejor una tablet que un ordenador, y mejor un smartphone que una tablet. Utiliza pantallas más pequeñas y discretas para tus asuntos personales (incluido obviamente el porno), evitarás llamar excesivamente la atención.

2. Ponle un filtro de privacidad a tu ordenador. Los filtros de privacidad son unas láminas que se colocan ante la pantalla y la protegen de miradas indiscretas. Solo situándose justo frente a ella se ve lo que aparece, pero no al cruzar por detrás ni al mirarla desde lejos.

3. Coloca unos retrovisores. Igual que al conducir, unos pequeños espejos situados estratégicamente al alcance de tu vista (como éste) pueden ayudarte a saber lo que pasa detrás de ti, incluido si alguien se está acercando. Claro que podría resultar difícil explicar para qué los necesitas...

4. Enmascara tu dirección IP. Utiliza un servidor proxy para ocultar tu identidad y que tu actividad no pueda ser rastreada. Existen servicios de este tipo tanto de pago como gratuitos y algunos funcionan en tu propio navegador.

5. Utiliza el atajo alt+tabulador. La discreción y la rapidez son esenciales para que no te pillen. El atajo Alt+tabulador (en Windows) o Comando+tabulador (en OSX) te permite cambiar ágilmente de una ventana a otra entre las que tienes abiertas en tu ordenador. Por si te sorprenden inoportunamente.

La discreción y la rapidez son esenciales para que no te pillen. El atajo Alt tabulador (en Windows) o Comando tabulador (en OSX) te permite cambiar ágilmente de una ventana a otra entre las que tienes abiertas en tu ordenador6. Crea varios escritorios. Existen aplicaciones (como ésta) que permiten crear dos o más escritorios distintos en tu ordenador: utiliza uno para el trabajo y otro distinto para el, digamos, ocio.

7. Ver 'porno' a distancia. Utiliza sistemas de control remoto (aquí para Windows y aquí para OSX) para navegar desde la oficina usando tu ordenador personal en casa. Así tu historial de navegación nunca quedará guardado en tu ordenador del trabajo.

8. Navegación privada. Todos los navegadores ofrecen la opción de navegar de forma privada. Utilizando esta posibilidad, el navegador por sistema no guardará tu historial de páginas visitadas ni tus contraseñas, ahorrándote una posible pillada si eres de los que habitualmente no cumple el paso siguiente. El porno no es la única ventaja que puedes sacarle a esta opción, aquí te contamos cinco más.

9. 'Limpia' el equipo, y hazlo a menudo. Borra la caché de navegación después de visitar páginas en las que no quieres que te pillen, y acostúmbrate a hacerlo de forma habitual. Es el paso esencial para no dejar huellas de tus actividades privadas en internet.

10. Nada es infalible. Todos estos trucos pueden ayudarte a salirte con la tuya si te da por ver porno en la oficina, pero no son infalibles. Aún podrían sorprenderte en el momento más inoportuno y te caerías con todo el equipo. Así que a no ser que la urgencia sea insoportable, mejor espérate hasta llegar a casa.  

Tecnología
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios