Seis descubrimientos de 'Curiosity' que nos acercan a la conquista de Marte
  1. Tecnología
La nasa aprovecha la popularidad de la misión

Seis descubrimientos de 'Curiosity' que nos acercan a la conquista de Marte

Hace poco más de un año, los ingenieros de la NASA contenían la respiración, atentos a la señal que indicaría que 'Curiosity' había llegado por fin a Marte

placeholder Foto:

Hace poco más de un año, la noche del 5 al 6 de agosto de 2012, los ingenieros de la NASA contenían la respiración expectantes, impacientes, con los cinco sentidos en alerta, atentos a la señal que indicaría que Curiosity, el robot laboratorio enviado a Marte, había aterrizado con éxito en la superficie marciana.

Los segundos pasaron en tensión durante los siete minutos deterrorque duró el proceso de aterrizaje. Y entonces llegó la señal: la nave auxiliar había depositado correctamente el robot.Curiosity había tocado tierra sano y salvo, a cinco kilómetros de la base del monte Sharp. Se desató la euforia, cundieron los abrazos, los brindis y las lágrimas de alegría. “Misión cumplida”, pensaron muchos.

Pero en realidad, el aterrizaje fue una fase más de la misión, ni la primera ni mucho menos la última. Hace ya un año que este robotrecorre la geografía marciana y su labor de exploración durará aún varios meses si todo va según lo previsto. Estas son algunas de las cosas que hemos descubierto gracias a élhasta ahora, y que ayudarán a las agencias espaciales a planear una eventualconquista de Marte.

1.Un viaje hasta Marte tiene sus riesgos

Aunque Marte es el planeta más cercano a la Tierra y el viaje hasta allí es corto, sigue siendouna travesía con muchos riesgos, en parte debido a la radiación que se encuentra en el espacio y que puede causar graves daños a losseres vivos.

Hasta ahora, era difícil saber con exactitud cuánta de esa radiación recibiría un tripulante de un viaje a Marte, ya que toda la información disponibleprovenía de los astronautas de la Estación Espacial Internacional, que se encuentra dentro del área protegida por la atmósfera terrestre.

Curiosity midió la intensidad de la radiacióndurante la travesía en dirección a Marte. Gracias a su detector y medidor de radiación (Radiation Assessment Detector o RAD), confirmó que los niveles se acercan peligrosamente al límite de lo que la NASA considera aceptable para sus astronautas: un 3% del total de la radiación que podría recibir una persona antes de causarle la muerte.

En caso de enviar una nave tripulada a Marte, esta cuestión tendría que ser analizada en profundidad y resuelta de alguna manera. Los expertos barajan varias opciones, como añadir más blindaje a la nave -algo que supondría recalcular la trayectoriay el aterrizaje debido al aumento del peso-, acelerar el viaje para que los astronautas pasasenmenos tiempo expuestos o desarrollaren escudos antirradiación que se incorporen asus trajes.

2.Un aterrizaje sin incidencias

Los famosos siete minutos del terror, aunque quizá algo exagerados en el nombre, estaban completamente justificados desde el punto de vista de los ingenieros que habían trabajado en el sistemade aterrizaje de Curiosity.

Este no es el primer robot que la NASA envía a Marte. Spirit y Oportunity–no se puede negar que la NASA sabe cómo bautizar sus misiones- fueron enviados allí a principios de 2004. Para depositarlos en la superficiedel planeta, los ingenieros dejaron caer ambos vehículos robóticos envueltos en airbags gigantes que amortiguaron el impacto.

Esta opción no servía con el Curiosity, cuyo peso -unas dos toneladas-es mucho mayor y se habría estrellado irremediablemente contra la superficie en caso de utilizar este sistema. Así que los ingenieros probaron con otra idea: una grúa extraería el robot de la nave y lo depositaría con delicadeza en el suelo, utilizando arneses de nilon.

“El aterrizaje de Curiosity es la misión robótica más complicada jamás intentada por la NASA”, dijo John Grusfeld, del Directorio de Misión Científica de la agencia. Este método podría ser utilizado en el futuro para el aterrizaje de astronautas en el planeta rojo.

3.En Marte hubo un río

Uno de los objetivos de Curiosity en este año ha sido estudiar la presenciade agua en Marte, como primer paso para determinar si existióla vida en este planeta.

Es pronto aún para saber si hubo vida, pero no para saber que, efectivamente, sí hubo agua. Esto era un dato ya conocido por los científicos, pero un mes después de su llegada, Curiosity envió pruebas de haber encontrado el lecho de un río, seco desde hace siglos, pero río al fin y al cabo. Por primera vez, hay evidencias de que el agua corría por la superficie del planeta.

Entre otros factores, la clave del descubrimiento fueron las piedras redondeadas encontradas en la superficie. Su forma señalaba que habían sufrido la erosión por rozamiento durante años, mientras que su tamaño de varios centímetros probaba que esa erosión no podía haberse producido por la acción del viento. Algo con más fuerza –como el agua- tenía que haberlas arrastrado y hecho rodar.

El equipo que analiza la información enviada por Curiosity concluyó que en esa zona debió correr hace siglos un río con una profundidad aproximada de un metro. De ese supuesto torrente de agua, ya solo queda el camino que seguía.

4.El planeta rojo es, en realidad, gris

Curiosity está equipado con un taladro que le permite recoger muestras del planeta bajo susuperficie. En febrero de este año, el robot hizo un agujero de unos cincocentímetros de profundidaden una zona cercana al cráter Gale, poniendo al descubierto que la roca bajo la superficie es de otro color. No tiene el típico tono rojizo por el que se conoce a Marte.En el subsuelo, el planetaes gris.

El color rojizo o anaranjado de la superficie se debe, según los científicos, a la oxidación del hierro que contiene la roca.

Esto que en apariencia es un detalle, tiene en realidad mucha importancia para los científicos. Significa que hay una parte del planeta que puede conservar características ahora perdidas en la superficie por el contacto con la atmósfera.

5.El planeta pudo albergar vida

Gracias a esa piedra gris extraída al taladrar la superficie, Curiosity hizo el mayor descubrimiento de su misión en un momento inesperado. Según los científicos que analizan las muestras, lo encontrado en esa roca demuestra que Marte pudo albergar vida.

Para determinar si hubo o no seres vivos en Marte, el equipo científico buscaba tres factores: un entorno no ácido, agua suficiente para que se desarrollen microbios y minerales que actúen como baterías, permitiendo a los electrones fluir para proporcionar energía a los microorganismos. En el estudio de la roca extraída encontraron las tres cosas.

Entre un 20% y un 30% de la grava analizada es un mineral arcillosoque se forma en presencia de agua, pero además hallaron sulfatos de calcio, un elemento que solo se forma cuando elagua no esácida. También encontraron dióxido de azufre y sulfuro de hidrógeno, dos formas de azufre que han perdido y ganado, respectivamente, electrones, y que por lo tanto pudieron servir como fuente de energía para los microorganismos.

6.Si en Marte hubo vida, ¿qué ha ocurrido con su atmósfera?

Quizá Marte fueun día un planeta lleno de vida, pero para ello tuvo que tener una atmósfera que protegiese a sus habitantes de la radiación solar, como ocurre en la Tierra. Sin embargo, el planetaes hoy un paraje desértico, rocoso y con una atmósfera muy poco densa. Los científicos no saben aún qué ocurrió con ella, más allá de acordar que debió ser un "evento catastrófico", pero sí han podido determinar el cuándo.

A finales de 2012, Curiosity respiró su primera bocanada de aire marciano. Su análisis, junto con el estudio de fragmentos de roca del planeta aquí en la tierra, revelaron que la atmósfera de Marte no ha experimentado cambios importantes en los últimos 4.000 millones de años. Cualquier alteración tuvo que ocurrir antes.

Mars 2020, el sucesor de 'Curiosity'

La NASA no quiere desaprovechar el tirón mediático y el apoyo popular que ha cosechado Curiosity -sirva como ejemplo quesu cuenta en Twitter tiene más de 1.300.000 seguidores-, y ya prepara la construcción de su sucesor, que planea poner en órbita en 2020, según cuenta Lisa Grossman en New Scientist.

Estará basado en el mismo diseño y la misma grúa de aterrizaje que Curiosity, pero estará equipado con nuevos instrumentos para analizar componentes biológicos, que podrían servir para descubrir restos de vida en el planeta.

Señor con maletín

Detrás de toda gran historia hay otra que merece ser contada

Conoce en profundidad las 20 exclusivas que han convertido a El Confidencial en el periódico más influyente.
Saber más
NASA Ingenieros
El redactor recomienda