cinco ingenios para disfrutar en vacaciones

Las bicicletas (y los 'gadgets') son para el verano

Las vacaciones estivales son un buen momento para incorporar a la vida cotidiana algunos 'gadgets', muchos de los cuales nunca habríamos imaginado

Foto: Las bicicletas (y los 'gadgets') son para el verano

Una de las vocaciones de la tecnología es proporcionar a las personas herramientas para potenciar sus experiencias en el tiempo de ocio, y en ese sentido los gadgets son una tendencia en alza, que en el caso del entretenimiento han alcanzado una variedad infinita.

Especializados en todo tipo de funciones, resulta imposible abarcar toda la oferta de aplicaciones que proporciona el mercado, que en el caso de Kickstarter está plagado de nuevas y originales propuestas. Pero las vacaciones estivales son un buen momento para incorporar a la vida cotidiana algunos gadgets, muchos de los cuales nunca nos habríamos podido imaginar que existiesen.

A continuación, repasamos una serie de cinco ingenios de distintos tipos y precios que pueden resultar útiles para disfrutar del tiempo libre en el período veraniego.

1. Rubbee, convierte tu bici en una eléctrica

Según los autores de esta idea, las bicicletas eléctricas son "aburridas" y los kits que existen para adaptar una normal hacen que el resultado parezca salido de un taller casero: llenas de cables y conexiones. Así que han creado Rubbee, un gadget para convertir tu bici de toda la vida en una bici eléctrica fácilmente y en solo un momento.

Este dispositivo, más pequeño que una caja de zapatos, cuenta con una abrazadera que se fija a cualquier bici y una batería que te permite recorrer más de 25 kilómetros sin pedalear. De esta forma puedes disfrutar de todas las ventajas de una bici eléctrica “sin ensuciarte las manos y sin arruinar la estética de la bici que ya tienes”.

2. Ki-flot, el bañador flotante

La escena será familiar para cualquiera que haya ido a la playa o a la piscina con niños: mientras ellos se bañan, tú estás en la orilla leyendo o tomando el sol, buscándoles con la mirada cada dos o tres minutos para asegurarte de que están bien. Y de pronto no les localizas. Son solo diez segundos, pero el susto no te lo quita nadie. Pues aquí va una idea para ayudarte a mantener la calma en esos momento.

Fabricado en neopreno, Ki-flot es un bañador que ayuda a los niños a flotar mientras están aprendiendo a nadar, de forma que los padres se eviten sustos este verano. Cuenta con una serie de bolsillos en los que se pueden introducir láminas flotantes; así se aumenta o disminuye el soporte que necesita el niño según va aprendiendo a nadar solo. Aunque nunca dejarás de vigilarles, al menos podrás contar con que se mantendrán a flote.

3. Bass Ball, un equipo de música resistente al agua

Estás en la piscina, solo y relajado o en una fiesta con varios amigos. ¿Te apetece poner música? Ponla en Bass Ball, un equipo de música con forma de pelota, flotante y resistente al agua. Puedes meterlo en la piscina y manejarlo sin tener que salir ni secarte.

Reproduce emisoras de radio y archivos de MP, pero quizá lo más interesante sea que con un transmisor complementario puedes escuchar la música almacenada en tu iPod o iPhone, que se transmite a través de ondas de radio hasta el equipo. 

4. Caminar sentado: porque en verano hace demasiado calor

Los médicos recomiendan caminar un mínimo de 20 minutos al día para estar en forma y mantener la salud cardiovascular y de las articulaciones. Pero 20 minutos caminando cuando la temperatura ronda los 30 grados no solo no apetece nada, sino que puede ser peligroso por el riesgo de sufrir un golpe de calor. Lo cierto es que en verano, a veces, hace demasiado calor para salir a caminar.

Happylegs es un dispositivo que permite andar sentado dentro de casa, sin sufrir las altas temperaturas, por lo que es perfecto para los meses estivales. Solo hay que situarlo ante una silla o sofá, sentarse, colocar los pies en las plataformas y comenzar a caminar. Obviamente, el efecto no es el mismo que el de una caminata de verdad, ya que la quema de calorías y el trabajo muscular son menos intensos, pero nunca había sido más fácil dar un paseo a la vez que ves una película, lees o trabajas con el ordenador.

5. Seabob: para moverte como pez en el agua

Para nadar, bucear o simplemente dejarte llevar por las olas. Seabob es un propulsor acuático unipersonal en el que tú controlas la velocidad de desplazamiento. Puedes utilizarlo en superficie o bajo el agua, haciendo más fácil y divertida la experiencia de explorar el mar.

Existen servicios de alquiler o puedes comprar uno, pero cuidado porque el capricho puede salirte caro: aunque existen otros modelos más asequibles, la versión Magnun Limited cuesta 78.000 euros.

Tecnología
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios