DOS VISIONARIOS CON VIDAS PARALELAS

Arment y Karp, de niños prodigio a 'desplumar' al gigante Yahoo

Amanece en el condado neoyorkino de Westchester. La brisa mece las ramas que golpean las ventanas de los Arment. El cielo se viste de un crisol

Foto: Arment y Karp, de niños prodigio a 'desplumar' al gigante Yahoo
Arment y Karp, de niños prodigio a 'desplumar' al gigante Yahoo
Autor
Tags
    Tiempo de lectura5 min
    Amanece en el condado neoyorkino de Westchester. La brisa mece las ramas que golpean las ventanas de los Arment. El cielo se viste de un crisol de colores y poco a poco va despuntando el día. No se oye un sólo ruido más allá de los cantos de los pájaros que copan los frondosos bosques que rodean la casa. Esta idílica estampa es una realidad que el ejército de followers de Marco Arment en las diferentes redes sociales atestiguan día a día. 

    Una vida 2.0 sin tapujos ni pudores en la que el espectador conoce bien a todos los personajes, aunque por encima de su esposa y sus hijos el protagonista es Marco. No obstante, este brillante desarrollador no comenzó sus andanzas hasta septiembre de 2006, cuando David Karp se puso en contacto con él para diseñar páginas web en un nuevo proyecto bautizado como Tumblr.
     
    Se trata, sin duda, de una de las simbiosis más fructífera de la historia de la tecnología, aunque quizás no comparable a la de Steve Jobs y Steve Wozniak. Si Karp le dio de beber a Marco de su concepto filosófico, dotándolo de una ambición que aún no había desarrollado, David encontró en Arment a alguien de su nivel intelectual, con las mismas inquietudes. Hasta entonces, no había tenido la oportunidad de compartir, en la vida real, todo su potencial y sus preocupaciones.

    Hasta que abandonó el colegio en el 2000, en busca de un entorno autodidacta que su propia madre auspició, Karp no sólo tuvo que pasar una gran cantidad de su tiempo libre viajando en el metro de Nueva York, algo que le apartaba de su auténtica dedicación, sino que no consiguó encontrar a nadie en su entorno inmediato que comprendiese lo que él ya estaba aprendiendo por su cuenta.
    Distintos, pero complementarios
    Aunque Tumblr era ya universalmente conocida, la noticia de la adquisición de la red por parte de la compañía de Marissa Mayer hizo saltar hace unos días a la primera plana de los periódicos a David Karp, fundador y CEO de la compañía que, ahora, con tan sólo 26 años, se ha convertido en uno de los emprendedores más importantes del mundo, viendo cómo su cara se reflejaba en todos lo medios de comunicación del planeta.


    Por su parte, Marco Arment ya estaba acostumbrado a los fans, aunque no les hacía demasiado caso. La defensa pública a ultranza de los productos y servicios de Apple le granjeó en el pasado no pocos enemigos en la red. En un comienzo, decidió responder a los ataques justificando sus preferencias, pero finalmente tiró la toalla haciéndolo público mediante una entrada de su célebre blog, que cuenta con 600.000 usuarios únicos al mes

    Los vaivenes de la vida y la suerte, ganada a pulso, de poder hacer lo que siempre quiso, han llevado siempre a Arment a embarcarse en nuevas aventuras, siempre rodeado de su familia y su mascota. Por su parte, la de Karp puede parecer, desde fuera, una de esas historias de superación y crecimiento personal tan vinculadas al sueño americano, si no fuese porque él mismo ha advertido a los jóvenes que el suyo no es un ejemplo a seguir. 

    En una entrevista con Forbes realizada este mismo año, el joven David reconocía que “hay un montón de cosas que siento que me he perdido”. Con ello se refiere a todas las relaciones personales que se suelen desarrollar durante ese período de la adolescencia: “Muchas de las cosas sociales, normales, propias de la infancia, que definitivamente he perdido para siempre”.
    Crecidos en la web
    En lo que coinciden ambos personajes en su trayectoria anterior a Tumblr es en su completo dominio del universo web. Crecieron y se formaron en él, y han sabido analizarlo, descifrarlo y aplicar después sus conocimientos de forma comercial con total naturalidad, como si no hubiesen podido evitarlo.

    A los 11 años, David ya había comenzado a aprender lenguaje HTML gracias al libro HTML for Dummies. Por eso mismo, la visionaria madre consideró que debía “otorgarle el espacio que necesitaba para vivir su pasión, que eran los ordenadores”, como señaló en unas declaraciones a The New York Times.


    El genio de Arment, de tipo más abrupto, se basa en la pura intuición. Fue así como creó Instapaper, un paradigma de la productividad que cuenta con miles de usuarios y que ha constituido durante mucho tiempo la principal fuente de ingresos del de Ohio. Marco se dio cuenta de que uno pasaba mucho tiempo navegando por la web e iba descartando enlaces de interés que no podía visitar por estar ocupado en ese momento ¿Por qué no almacenarlos de una forma sencilla para consultarlos más adelante?
    El futuro de dos genios
    El futuro de David Karp es, de momento, una incógnita, aunque una cosa es cierta. El norteamericano siempre tuvo muy claro, desde un primer momento, a qué quería dedicarse. Sabía que estaba llamado a triunfar en el mundo del emprendimiento tecnológico, así que el camino parece trazado para él, y no tardará en sorprender de nuevo al mundo con su marca de la casa: tecnología que nace de fusionar programación, diseño y filosofía.

    Arment, el más multidisciplinar de los dos, y acostumbrado a convertir en oro todo lo que toca, ya se ha embarcado en una nueva aventura exitosa: The Magazine, una revista en exclusiva para iPad y iPhone que ya reporta pingües beneficios. Se estima que, al mes, se embolsa limpios con este nuevo proyecto cerca de 15.000 dólares.

    Mientras Marco pasea por la idílica estampa del principio, David seguramente está ahora pensando en una nueva simbiosis que le permita seguir creciendo intelectualmente a través de un nuevo doppelgänger. Y el próximo parásito tecnológico que se aproveche de su interacción ya no será Yahoo, sino alguno con dientes, mucho más peligroso.
    Tecnología
    Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
    0 comentarios
    Por FechaMejor Valorados
    Mostrar más comentarios