Facebook no acepta pezones, ni aunque sean de un museo francés
  1. Tecnología
¿PECA DE EXCESO DE CELO LA RED SOCIAL?

Facebook no acepta pezones, ni aunque sean de un museo francés

Facebook no pasa por alto ningún desnudo. La frontera que separa el erotismo y el arte de la pornografía no existe para la red social. El

placeholder Foto: Facebook no acepta pezones, ni aunque sean de un museo francés
Facebook no acepta pezones, ni aunque sean de un museo francés

Facebook no pasa por alto ningún desnudo. La frontera que separa el erotismo y el arte de la pornografía no existe para la red social. El miércoles volvió a actuar en nombre de su Declaración de Derechos y Responsabilidades, esta vez censurando un desnudo fotográfico publicado por el museo francés de arte contemporáneo Jeu de Paume, ubicado en París. 

La imagen censurada es obra de la fotógrafa francesa Laure Albin Guillot (1879-1962) y en ella aparece una mujer semidesnuda, recostada sobre un diván y mostrando los pechos. La fotografía, cuyo título es Étude de nu, fue tomada en 1940 y forma parte de la exposición monográfica Laure Albin Guillot, la cuestión del clasicismo. La autora fue una de las primeras mujeres francesas que se dedicó profesionalmente a la fotografía y es considerada una de las artistas más brillantes del periodo de entreguerras.

Tras recibir una notificación de Facebook informándoles sobre la retirada del contenido por la violación de su ya famoso Statement of Rights and Responsibilities, el museo perdió el control de su página en la red social durante 24 horas. 

Tras recuperarlo, el museo Jeu de Paume informó a sus seguidores de que ya habían publicado otros contenidos ‘ofensivos’ en el pasado, en este caso con desnudos de Willy Ronis y Manuel Álvarez Bravo, y explicaron que si llegasen a recibir un nuevo aviso su cuenta podría ser desactivada de forma permanente.

“No publicaremos más desnudos en el futuro, aunque creemos que poseen un gran valor artístico y que no existe ningún elemento pornográfico en estas fotografías”, informó el museo en su 'post' de Facebook.

Algo similar le ha ocurrido al dibujante de cómic burgalés Iván Sarnago. En el pasado ya habían suspendido su cuenta de Facebook por la publicación de diferentes dibujos eróticos, por lo que tuvo que abrir una nueva, pero la semana pasada la red social volvió a la carga contra sus publicaciones.

“Hay alguien detrás de mi cuenta y me vigilan constantemente. Ahora mismo me han bloqueado y sólo puedo acceder al chat. Han rastreado todos mis contenidos susceptibles de ser pornográficos desde hace más de un año y los han censurado todos”, explica a Teknautas Iván Sarnago.

“Ha llegado un momento en que cualquier foto que pueda tener los pezones de una chica, aunque también empieza a pasar con los chicos, te la bloquean. Supongo que es por incompatibilidad con alguna ley de Estados Unidos”, agrega.

“Lo curioso -afirma el dibujante- es que de forma muy ambigua, en alguna de las notificaciones que me está enviando Facebook, me dan a entender que si promociono mis contenidos y pago por ello a través de Facebook, no tendrían problemas en dejarme publicar lo que quiera”.

No es la primera vez que Facebook se enfrenta a la polémica por este tipo de actuaciones de censura ciega, y la lista comienza a ser muy larga. Hace varias semanas, la red social censuró la imagen de un torso desnudo y tatuado de una mujer que había sido sometida a una mastectomía en sus dos pechos, a causa de un cáncer de mama. 

La imagen pertenece al libro Bodies of Subversion: A Secret History of Women and Tattoo; y la modelo es Inga Duncan Thornell, una mujer que sobrevivió a la enfermedad y que ha contado su experiencia en un blog. Más de 180.000 personas han compartido la foto en Facebook a modo de protesta.

En 2012, Facebook bloqueó la página de The New Yorker por la publicación de una viñeta del diseñador Mike Stevens, titulada Well, it was original (Sí que era original), donde Adán y Eva aparecen desnudos, siguiendo el mito bíblico. En este caso, ante la polémica, Facebook admitió que había sido un error.

Desde el punto de vista de la censura de reconocidas obras de arte en la red social, Facebook suspendió en 2011 la cuenta de un usuario que había colgado una reproducción del cuadro El Origen del mundo, de Gustave Courbet. Pero, sin duda, el caso más viral y absurdo fue aquel en que la red social bloqueó una imagen donde lo que parecían los pechos de una mujer eran, en realidad, sus codos.

Facebook