Owasys, de la quiebra a gestionar un volumen de negocio de 1,8 millones
  1. Tecnología
INTERCAMBIA INFORMACIÓN ENTRE DISPOSITIVOS REMOTOS

Owasys, de la quiebra a gestionar un volumen de negocio de 1,8 millones

Se suele decir que siempre que se cierra una puerta, se abre una ventana, aunque sea un ojo de buey. Seguramente sea el caso de los

placeholder Foto: Owasys, de la quiebra a  gestionar un volumen de negocio de 1,8 millones
Owasys, de la quiebra a gestionar un volumen de negocio de 1,8 millones

Se suele decir que siempre que se cierra una puerta, se abre una ventana, aunque sea un ojo de buey. Seguramente sea el caso de los empleados de Owasys, una pequeña empresa vizcaína de 14 personas que se dedica al desarrollo, fabricación y comercialización de terminales 'wireless' (dispositivos de comunicación inalámbrico) avanzados.

La compañía nació en 2001, de la mano de un grupo de ingenieros que empezaron su propio negocio tras el cierre de la planta que Ericsson tenía en el Parque Tecnológico de Vizcaya. “El cierre coincidió con la burbuja de las telecomunicaciones y un grupo de personas del primer expediente, procedentes del departamento de I+D de Ericsson, decidimos establecernos por nuestra cuenta para seguir desarrollando el vasto conocimiento adquirido en la compañía durante años”, comenta el director general de Owasys, Javier Larrucea.

Owasys se fundó con la capitalización del paro de todos los trabajadores implicados en el proyecto y con aportaciones dinerarias de los mismos. La empresa se dedica al diseño, desarrollo y comercialización de dispositivos de comunicación inalámbricos, como terminales M2M (Machine to Machine), un concepto que se refiere al intercambio de comunicación en formato de datos entre dos máquinas remotas.

“Los terminales M2M básicamente son un PC adaptado y preparado para proporcionar inteligencia a cualquier máquina instalada. Éstas pueden estar en una ubicación fija como fábricas, domicilios, organismos oficiales, etc..., o móvil como coches, trenes o camiones.  Para entender el concepto, nuestro coche es una máquina que gestiona un montón de información: presión de ruedas, estado de frenos, liquido, nivel de agua del radiador, aceite, etc... Todos esos datos pueden ser procesados por nuestro equipo una vez instalado en el coche o en cualquiera de las máquinas fijas. Asimismo, el equipo permite la conexión con cualquiera de las máquinas en remoto”, explica Larrucea.

 

En 2005 la compañía pasó por momentos difíciles ya que tuvieron que presentar un concurso de acreedores. Pero dos años después salieron reforzados de esta complicada situación. No sólo consiguieron salir del concurso sino que ahora, en plena crisis, han relanzado su negocio gracias entre otras cosas al acuerdo al que llegaron con el distribuidor Erictel, que también inyectó capital en la empresa y que les ha abierto, entre otras cosas, las puertas del mercado latinoamericano.

Owasys tiene actualmente unos 70 clientes. Sus ventas se realizan básicamente en el exterior: “En 2012 hemos vendido principalmente a Europa y otros como Tailandia, Dubai, Colombia, Egipto, Australia… En España las ventas han sido de un 38,20%”, comenta el directivo. 

El grupo lleva tres años consecutivos creciendo en facturación: el volumen de negocios fue, en 2012, de 1,8 millones de euros. Y, como es de imaginar en una compañía donde la mayoría de sus empleados son Ingenieros Industriales y de Telecomunicaciones o Físicos, un gran pellizco de su presupuesto se lo lleva la I+D: aproximadamente el 42%. Al fin y al cabo, sus raíces vienen de la innovación…