LA CEO DE YAHOO!, EN CONTRA DEL TELETRABAJO

¿Trabajar desde casa? Marissa Mayer no quiere 'vagos' en pijama

7 de la mañana. Suena el despertador y se despereza en la cama. Todavía no ha puesto un pie en el suelo y ya abre el

Foto: ¿Trabajar desde casa? Marissa Mayer no quiere 'vagos' en pijama
¿Trabajar desde casa? Marissa Mayer no quiere 'vagos' en pijama
Autor
Tags
    Tiempo de lectura3 min
    7 de la mañana. Suena el despertador y se despereza en la cama. Todavía no ha puesto un pie en el suelo y ya abre el portátil: un repaso a los correos y la agenda del día. Responde a lo más importante mientras se pone en marcha para activar toda la maquinaria en el hogar: desayunos, duchas, llevar a los críos al colegio... para luego volver a casa e iniciar con normalidad su jornada laboral

    Trabajar desde casa es una realidad que cada vez va cobrando más protagonismo sobre todo en Estados Unidos, donde los costes (en transportes y pérdidas de tiempo) del ‘commuting’ el conocido transporte desde el hogar hasta el trabajo, son en ocasiones, muy elevados. En aquel país no son pocos los empleados que dedican hasta tres horas o más al día en ir y volver del trabajo, y comunicarse con la oficina desde casa es una opción con cada vez más adeptos. Pero todavía hay directivos de la vieja escuela que quieren a sus asalariados de cuerpo presente, y Marissa Mayer, flamante CEO de Yahoo!, es una de ellos.

    De mirada fría, y rompe y rasga, la rubia de oro de Silicon Valley pronto dejó su impronta a los timones de Yahoo!. Forjada como una de las empleadas pioneras en Google, Mayer comenzó a aplicar en su nueva casa medidas transgresoras que dejaban claro que su presencia en su nuevo cargo no iba a ser algo anecdótico, y no iba a ser olvidada fácilmente. 

    Para lo bueno y para lo malo: es legendaria la impuntualidad de esta atípica directiva, que es incapaz de asistir a la hora a una reunión, tardando incluso horas en asistir a la cita mientras todo un elenco de directivos desperdicia su tiempo toqueteando la mesa con los dedos. Pero donde nuestra protagonista ha sorprendido realmente al mundo empresarial ha sido al criticar abiertamente la política de trabajar desde casa. Todo un golpe a un estilo de gestión que parecía ser tendencia.
    En casa somos más lentos
    “La comunicación y la colaboración son fundamentales así que debemos trabajar codo con codo, y por este motivo es crítico que estemos físicamente en la oficina” ha anunciado Jackie Resses, responsable de Recursos Humanos de la firma por indicación de Mayer. “Algunas de las mejores decisiones se toman en las cafetería o por los pasillos” sentencia la directiva en el memorando que ha caído como una bomba entre los afectados. 

    Adiós a la flexibilidad de horarios y a la conciliación, y vuelta a los madrugones, los atascos y fichar día a día.

    Lo que le faltaba al ya encendido debate del teletrabajo. Esta incendiaria medida ha levantado no pocas ampollas en la propia firma, pero también en el sector de las empresas de tecnología. Los empleados afectados no han ocultado su indignación, poniendo en evidencia la paradoja de que una empresa dedicada a los servicios en internet en cuerpo y alma no permite aprovecharlos dentro de su propia plantilla, pero no hay vuelta atrás: Mayer ha sido fulminante en su decisión. 

    Será aplicada en junio y a quien no le guste volver a fichar, ya sabe dónde tiene la puerta. ¿Acertada la decisión? ZDNET defiende que la CEO nunca hubiera tomado una medida tan drástica si no existiera un problema detrás.
    Tecnología
    Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
    0 comentarios
    Por FechaMejor Valorados
    Mostrar más comentarios