'EMPRENDEDORES: MENTES DISTINTAS PARA TIEMPOS DIFERENTES'

Emprendedores sociales: innovadores y comprometidos con la sociedad

Hoy publicamos el decimosexto adelanto de 'Emprendedores: mentes distintas para tiempos diferentes', el documental sobre emprendimiento que estamos produciendo y para el que contamos con la colaboración

Foto: Emprendedores sociales: innovadores y comprometidos con la sociedad
Emprendedores sociales: innovadores y comprometidos con la sociedad
Hoy publicamos el decimosexto adelanto de 'Emprendedores: mentes distintas para tiempos diferentes', el documental sobre emprendimiento que estamos produciendo y para el que contamos con la colaboración de El Confidencial.

En este ocasión analizamos una figura cada vez más frecuente: la del emprendedor social. Para ello contamos con Catalina Parra, de la Fundación Hazlo Posible y UEIA, Pau Llop, de Nxtmdia, y Francisco Polo, de Change.org España:


Pero, ¿qué es un emprendedor social? "Un emprendedor tradicional, muy lícitamente, detecta nichos de mercado, de negocio. El emprendedor social hace lo mismo, pero buscando no nichos de negocio, sino nichos de necesidades sociales", nos cuenta Pau Llop.

Así, como asegura Francisco Polo, "un emprendimiento tradicional tiene una cuenta de resultados, mientras que los sociales tenemos dos: una económica y otra social". Pero, ¿significa eso que no pueden generar dinero? En absoluto, asegura Pau: "La gente todavía confunde el emprendimiento social con las ONG´s. Un proyecto social tiene que ser rentable para poder existir, porque un emprendedor social no puede vivir de subvenciones".

De hecho, Catalina cree que "a lo que tenemos que tender es a que todos los proyectos sociales sean autosostenibles, solo tenemos que ser un poco más creativos de lo que venimos siendo hasta ahora. Tradicionalmente los proyectos sociales han pedido subvenciones públicas, pero algunos han empezado a hacerse autosostenibles". "No es la rentabilidad, sino lo que se hace con ella"
Para Francisco, "el problema no es la rentabilidad, sino lo que se hace con ese rendimiento. El emprendedor social utiliza el rendimiento de su empresa para reinvertirlo en su propio proyecto".

El problema con el que a veces se encuentra el emprendimiento social es el hecho de que haya gente que piense que un proyecto social, 'per se', no puede ni debe ser rentable. Del mismo modo, muchas personas con un compromiso social claro a menudo reniegan de las estructuras empresariales.

Para Pau Llop, "lo que pasa es que el significado tradicional de una empresa es malo, es negativo". No obstante, "tenemos la oportunidad de cambiar eso. Una empresa puede ser lo que tú quieras que sea. Puede ser socialmente responsable y tener un grupo de personas trabajando en proyectos que mejoren la sociedad".

Si quieres seguir las evoluciones de este documental, puedes seguirnos aquí todos los martes.
Tecnología
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios