Es noticia
Menú
Las PYMES reciben ayuda para reestructrarse de cara al salto internacional
  1. Tecnología

Las PYMES reciben ayuda para reestructrarse de cara al salto internacional

Los fondos y sociedades especializados en la reestructuración de empresas están cada vez más activos en el mercado español. Dichas entidades están enfocadas muy especialmente en

Foto: Las PYMES reciben ayuda para reestructrarse de cara al salto internacional
Las PYMES reciben ayuda para reestructrarse de cara al salto internacional

Los fondos y sociedades especializados en la reestructuración de empresas están cada vez más activos en el mercado español. Dichas entidades están enfocadas muy especialmente en las pequeñas y medianas empresas (PYMES). Al mismo tiempo, las PYMES españolas solicitan cada vez más el apoyo, ya sea en capital o en experiencia de gestión, para hacer los cambios estructurales necesarios a sus modelos de negocio.

Ciertos segmentos de la industria española han tenido dificultades para cambiar de rumbo y ser cada vez menos dependientes de su mercado interno. Vemos que, por lo general, hay una falta de capital y de recursos adecuadamente gestionados para poner en práctica nuevas estrategias de crecimiento. Las empresas especializadas de reestructuración, con su know-how, sus amplias redes a nivel internacional, pueden ser fundamentales para hacer frente a este cambio.

Analizando los datos estadísticos resulta asombroso ver que las PYMES exportadoras lo hacen mayoritariamente con la UE (especialmente, Francia) y América Latina, continente con el cual España tiene importantes vínculos históricos y culturales, es ampliamente ignorada por las PYMES como oportunidad de mercado.

Este sorprendente hecho es también frecuentemente mencionado por Pankaj Ghemawat, profesor de Estrategia Global en la Escuela de Negocios IESE de Barcelona. Nombrado en 2011 como uno de los 50 principales pensadores de negocios del mundo, el sr. Ghemawat cree que explotar el gran potencial, no suficientemente aprovechado, que ofrece la globalización es particularmente relevante.

Sabemos que las multinacionales españolas han sido muy activas a la hora de invertir en los países BRIC, por el contrario, las PYMES españolas han hecho hasta ahora relativamente pocos esfuerzos para entrar en estos mercados. Esto significa que con una adecuada estrategia hay grandes posibilidades por alcanzar.

Benoit Francois, responsable de la recientemente inaugurada oficina de representación de Altamira en España añade que “el apoyo a las PYMES es crucial porque si queremos hacer un verdadero esfuerzo en reducir el desempleo en España, debemos esforzarnos más en mejorar la forma en la que estas impulsan el crecimiento, pues son ellas las que generan la mayoría de los nuevos puestos de trabajo”.

Las PYMES contribuyen al 65% del PIB y emplean a más del 70% de la población activa trabajadora. El crecimiento de las oportunidades se producirá cada vez más en los mercados emergentes, ya que el crecimiento de Europa se espera que se estanque.

Hay un interés desde el extranjero por introducir capital en empresas españolas y apoyar activamente el cambio de las PYMES, ayudándoles a encontrar nuevos mercados fuera de España. Las investigaciones del McKinsey Global Institute sugieren que 400 ciudades medianas emergentes, desconocidas muchas en Occidente, generarán casi el 40 por ciento del crecimiento mundial en los próximos 15 años.

Las PYMES, tanto españolas como las del resto de las europeas, se enfrentan a retos importantes para la financiación de sus aspiraciones de crecimiento. Las políticas crediticias se endurecieron y se volvieron más estrictas a raíz de Basilea III, como consecuencia de ello, los bancos se han vuelto mucho más reacios a financiar los proyectos de las PYMES. Este contexto limita el crecimiento de las PYMES europeas, así como de sus instituciones financieras. Como los requisitos relativos al capital, y por ende a la financiación, se han endurecido y los mercados financieros se han vuelto más volátiles en los últimos años, los bancos se han centrado principalmente en las grandes empresas para obtener sus beneficios. 

De este modo, el potencial de crecimiento y rentabilidad de numerosas PYMES ha sido subestimado. Después de Basilea III, muchos productos financieros se han vuelto demasiado costosos y requieren demasiada liquidez; los bancos, por lo tanto, tienen que ofrecer productos alternativos como el factoring, leasing, la colaboración con otras inversiones y unas mayores garantías en los préstamos para PYMES, que se hacen necesarias para garantizar el futuro de la financiación de estas entidades.

En el sector bancario, la colaboración con otros inversores es una alternativa poco explorada pero sensata, sobre todo en la financiación de las PYMES. Colaborando con los fondos de capital riesgo, inversores informales (business angels) o con instituciones públicas, los bancos pueden ofrecer soluciones de financiación más flexibles.

Las PYMES innovadoras tienen más probabilidades de exportar puesto que son más productivas y por lo tanto más competitivas a nivel internacional. Exportar a su vez tiene un impacto positivo en la innovación. Por lo tanto, la exportación y la innovación son estrategias complementarias que a su vez incrementan los índices de exportación o volumen de negocio y el crecimiento del empleo de la empresa. La innovación es canal importante para el crecimiento de la productividad; sin embargo, hay diferencias entre las industrias y países europeos en cuanto a cómo la innovación afecta el resultado económico. 

En industrias y países con índices medios y bajos de innovación, el aumento de la productividad se debe principalmente al desarrollo de procesos de innovación. En industrias con alto grado de innovación, y especialmente aquellas que están en países tecnológicamente más avanzados, el crecimiento de la productividad a su vez depende en mayor medida en las innovaciones enfocadas al producto.

La economía española y sus industrias son una mezcla de los dos mundos en los que algunos segmentos aún se beneficiarían de la importación de nueva tecnología en torno a la innovación y eficiencia en procesos. Nuestra firma está ayudando a las PYMES en la creación de relaciones internacionales con compañías que están dispuestas a compartir la tecnología en procesos de innovación. Por otra parte, estamos también muy interesados en empresas españolas que necesitan centrarse más en la innovación de producto. 

Creemos firmemente que la innovación de producto en la actualidad debería tener lugar preferente desde una estrategia global, con énfasis en los mercados emergentes. Por lo tanto, apoyamos el I+D impulsado ​​por las empresas españolas en la búsqueda de formas para producir a nivel local, donde puedan estar más cerca de sus clientes finales y entregar directamente sus productos innovadores, con una mejor comprensión de las necesidades y el comportamiento de los clientes de mercados emergentes. 

Tanto para la empresa que se centre en la venta productos o de servicios básicos para competir con prestadores locales de bajo coste, como para aquella que busca atraer a los consumidores a adquirir nuevos productos y servicios comparables con la oferta global, competir eficazmente con frecuencia requiere innovación y localización, a la vez que el rediseño de las líneas de producto, operaciones de servicio y las cadenas de suministro. Nuestra firma identifica a los socios ideales locales que están dispuestos a realizar inversiones conjuntas y acompañar a las PYMES españolas en la apertura de negocio en los mercados emergentes. Conjuntamente desarrollamos la nueva estrategia mundial con ellos y también facilitamos los recursos clave para ponerlo en práctica. En esto consiste nuestra singularidad.

Aparte de los obstáculos en la financiación que se han explicado anteriormente, existen barreras a superar por las PYMES. Las pequeñas y medianas empresas tienen una barrera de conocimiento significativo con respecto a los mercados y las tecnologías extranjeros. Eso es lo que les hace reacias a dar el paso a la internacionalización en un primer lugar. El capital riesgo, las empresas de inversión especializadas, y también los business angels, son herramientas fundamentales de conocimiento para aprovechar, aunque en la actualidad, siguen siendo mayoritariamente ignorados por las PYMES y sus asesores financieros tradicionales.

Al contrario de lo que sucede con las grandes multinacionales, la PYME pequeña, joven, innovadora y orientada al crecimiento se ve duramente afectada por la limitación de recursos, mejorar esta situación debería ser prioritario para el programa de cualquier partido político. Desafortunadamente, no está habiendo un liderazgo en la actualidad en esta materia y las políticas propuestas no suelen abordar este aspecto crucial determinante en la formación del futuro de las PYMES españolas.

En las dos últimas décadas, la urbanización de los mercados emergentes; apoyada en tendencias a largo plazo, tales como la integración de los países periféricos en la economía mundial, la eliminación de las barreras comerciales y la difusión de políticas económicas orientadas al mercado; ha dinamizado el crecimiento económico de los países emergentes, ello ha supuesto el incrementar la clase consumidora en unos 2.400 millones de personas.

Como hemos dicho, las preferencias de los consumidores de los mercados emergentes también impulsará la innovación mundial en el diseño, fabricación, canales de distribución y gestión de la cadena de suministro, por nombrar sólo unas pocas áreas. Las PYMES que no atraigan a los consumidores en estos nuevos mercados emergentes estarán desperdiciando una oportunidad crucial para construir un potente posicionamiento en el mercado que podría ser de muy larga duración.

Para las PYMES españolas, atraer consumidores de estos nuevos mercados de alto crecimiento requiere un cambio radical de mentalidad, capacidad y asignación de recursos. Las PYMES deberían contactar y colaborar con los agentes locales que entiendan el comportamiento del consumidor local. La conciencia del gran valor de los consumidores de los mercados emergentes y la diversidad de sus preferencias conlleva a que las PYMES deben replantear todos los aspectos operacionales, incluidas las carteras de productos, investigación y desarrollo, marketing, gestión de la cadena de suministro, y el desarrollo del talento. Las PYMES deberán aprender a hacer apuestas importantes en nuevos mercados y nuevas tecnologías, invertir de forma rápida y en gran escala, gestionar el riesgo y la diversidad cultural a un nivel completamente nuevo. Cambios de esta magnitud deben ser implementados de manera reflexiva y sistemática; es ahí donde las firmas de capital privado y los asesores especializados como Altamira pueden ser socios eficaces para las PYMES para ellas. 

Jozef Jansen es Director General de Altamira Capital Partners, con sede en Londres, firma especializada en la reestructuración de empresas.

* Gabriel Nadal, socio del especializado bufete de abogados de Écija con oficinas en Barcelona y Madrid, ​​que asesora, entre otros, a inversores y a PYMES en procesos de fusión y adquisición.

Los fondos y sociedades especializados en la reestructuración de empresas están cada vez más activos en el mercado español. Dichas entidades están enfocadas muy especialmente en las pequeñas y medianas empresas (PYMES). Al mismo tiempo, las PYMES españolas solicitan cada vez más el apoyo, ya sea en capital o en experiencia de gestión, para hacer los cambios estructurales necesarios a sus modelos de negocio.