Mamamandame: una solución para comer rico en el extranjero
  1. Tecnología
CHORIZO, COLACAO, ACEITE DE OLIVA, EMBUTIDOS...

Mamamandame: una solución para comer rico en el extranjero

Unas alubias con chorizo. O unos callos a la madrileña. Unas galletas Chiquilín. Un colacao, para desayunar o para cenar si hace frío. Unas pipas. El

placeholder Foto: Mamamandame: una solución para comer rico en el extranjero
Mamamandame: una solución para comer rico en el extranjero

Unas alubias con chorizo. O unos callos a la madrileña. Unas galletas Chiquilín. Un colacao, para desayunar o para cenar si hace frío. Unas pipas. El consabido aceite de oliva… quién más quien menos que haya vivido fuera de España durante una temporada a buen seguro echaba de menos alguno de estos manjares durante su estancia en el extranjero. La familia en el lugar de origen resultaba en estos casos de lo más socorrida: Mamá mándame unas latas de fabada y algunos chorizos..”. Pues bien, ahora ese mamá mándame ha sido sustituido por otro más moderno, más 2.0: así, en junio pasado surgió la tienda online www.mamamandame.com

¿Destinatarios? Todos aquellos que están fuera del país: “Más de un millón y medio de españoles viven fuera lo que supone un 15% de incremento en los dos últimos años y un 32% en la última década, según el Censo de Residentes en el Extranjero. Debido a la crisis económica, sólo el año pasado 50.000 españoles abandonaron nuestro país en busca de un trabajo en el extranjero”, explica Alejandro Casanova, uno de los tres fundadores de la empresa. 

¿Quiénes son sus clientes actualmente? “Profesionales y ejecutivos de multinacionales, consolidados laboralmente y que viven fuera acompañados de sus familias; también, universitarios o estudiantes de grado medio desplazados temporalmente fuera y por último, los jóvenes con estudios que están emigrando en busca de trabajo”, explica Casanova. En una primera etapa se han orientado a los españoles residentes en la UE. Después el objetivo es crecer en Latinoamérica y EEUU. Desde que el cliente solicita el pedido hasta que le llega suele tardar entre un mínimo de dos días y un máximo de cinco: “Cuidamos mucho este aspecto e intentamos que la distribución se adapte tanto al cliente como al producto que se envía. Uno de nuestros objetivos el acercarnos al modelo B2B lo que, entre otras cosas, nos permitiría mejorar notablemente la logística.”, explica.

En su página web se encuentran todo tipo de productos típicos de la gastronomía patria, actualmente tienen 300 referencias y quieren alcanzar las mil a finales de 2013. Hay tres cestas: la básica, con productos súper conocidos (Nocilla, Colacao, pipas, magdalenas…); los típicos, como embutidos, ibéricos, quesos y la denominada 5ª gama, platos tradicionales envasados en tarro o lata (albóndigas en salsa, pisto manchego, escalivadas, pimientos de piquillo, etc.). ¿Lo más vendido? “Los de la cesta básica tienen mucha aceptación pero cada vez hay más demanda de los productos de la 5ª gama. 

Un top ventas son, por ejemplo, los chipirones en su tinta y el gazpacho”, aclara Casanova. El ticket medio de compra ronda los cien euros. La empresa mantiene un stock de producto que van adaptando en función de las demandas. El 80% de sus referencias lo compran directamente a los productores y el resto lo gestionan con los distribuidores de las marcas. Si el pedido supera los 75 euros, los gastos de envío son de 3,99 euros. Si no, 8,99.

Así que ya sabe: si se ha mudado al extranjero o está pensando en hacerlo, ya no es necesario llevar las latas en la maleta o el colacao en el maletero del coche. Con un simple clic de ratón lo tendrá en su destino: porque las tecnologías evolucionan pero lo fundamental, siempre permanece…