EL REGULADOR BURSÁTIL NORTEAMERICANO TOMA LA INICIATIVA

Estados Unidos impone un control sobre los 'minerales de sangre'

Estaño, tungsteno, niobio, cobalto, tántalo. Pocos serían capaces de identificar una muestra de estos minerales, pero lo cierto es que la mayoría se encuentran en las

Foto: Estados Unidos impone un control sobre los 'minerales de sangre'
Estados Unidos impone un control sobre los 'minerales de sangre'
Estaño, tungsteno, niobio, cobalto, tántalo. Pocos serían capaces de identificar una muestra de estos minerales, pero lo cierto es que la mayoría se encuentran en las entrañas de nuestro móvil. El boom de los dispositivos electrónicos ha trasladado las zonas de extracción habituales, como Perú o la propia Cáceres en el caso del estaño, a otras con un menor poder adquisitivo y, por consiguiente, mayor rentabilidad. 

Sin embargo, para los habitantes de las montañas del Congo o la isla de Bangka en Indonesia esta riqueza mineral ha terminado por convertirse en una maldición. En áreas de conflicto como Ruanda o Uganda, los grupos armados someten a la población local a trabajar forzosamente en las minas para financiarse, mientras que en otros parajes, como es el caso de Indonesia, las paupérrimas condiciones de seguridad laboral provocan la muerte de cientos de personas al año en derrumbes y caídas al vacío.  

El destino de estos materiales suele estar en manos de las grandes corporaciones tecnológicas que, pese a criticar las condiciones de trabajo en público, son las primeras en aumentar la demanda de los minerales de sangre a medida que crece su producción. 

Ha tenido que ser la SEC, regulador bursátil norteamericano, la primera en levantarse contra una situación que cuesta centenares de vidas al año. Según una normativa aprobada el pasado 22 de agosto, los fabricantes tendrán que informar en sus páginas web, así como al regulador, sobre cuáles de sus dispositivos emplean algún mineral de sangre en su esqueleto. El nuevo requisito entrará en vigor en marzo de 2014, cuando las firmas tendrán que dar acceso libre a unos datos, hoy por hoy, más que confidenciales.

Éxito del activismo

Una decisión de este tipo, que incomoda y restringe los ingresos de las locomotoras de la economía, no hubiera sido posible sin la insistencia de los activistas. Durante los últimos años diversos grupos se han manifestado en contra de este tipo de prácticas. Uno de los que más compromiso ha mostrado es Enough Project, asociación que viene publicando anualmente informes sobre la relación de las grandes empresas y los minerales malditos. 

Su más reciente estudio señala a Nintendo como la firma que incurre en peores prácticas al respecto. Fue la única de las compañías con las que se contactó que se negó a tomar acciones para evitar los daños colaterales que implica la importación de coltán o tungsteno en zonas de conflicto. La respuesta de los japoneses trató de despejar balones asegurando que Nintendo "subcontrata la fabricación de sus productos y montaje y, por lo tanto, no está directamente implicada en el proceso de obtención de materias primas". Con todo, los creadores de Mario instan a sus socios a "tomarse muy en serio las responsabilidades sociales".

Otros, como Microsoft y Apple, han optado por adelantarse al cambio legislativo "tomando medidas proactivas para rastrear y auditar sus cadenas de suministro, yendo más allá de la legislación y ejerciendo un liderazgo responsable en la industria", reza el informe.

Desgraciadamente no todo termina aquí. Pese a que la SEC tiene competencia para adoptar medidas punitivas contra aquellas empresas que no cumplan la nueva normativa, ya se ha topado con resistencias internas. Y no se trata de un cualquiera, sino de la Cámara de Comercio, que ha amenazado con demandar al regulador si se empeña demasiado en cumplir la nueva normativa, dado que "limpiar de la cadena de suministro conlleva un coste demasiado alto para las empresas", aseguran desde Enough Project.

Tecnología
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios