Es noticia
Menú
Las editoriales, a la conquista de la 'app' definitiva
  1. Tecnología

Las editoriales, a la conquista de la 'app' definitiva

La fuerte irrupción de tabletas y teléfonos de nueva generación, smartphones, así como la aceleración del lanzamiento de Apps, está provocando una revolución en las compañías

Foto: Las editoriales, a la conquista de la 'app' definitiva
Las editoriales, a la conquista de la 'app' definitiva

La fuerte irrupción de tabletas y teléfonos de nueva generación, smartphones, así como la aceleración del lanzamiento de Apps, está provocando una revolución en las compañías editoriales, que tienen que transformarse en auténticos proveedores de información multidispositivo. La migración de contenidos a soportes digitales y eBooks, las utilidades de búsqueda, y la favorable acogida que todo ello tenga en las redes sociales se convierten en los principales motores de éxito.

Ante este panorama, un editor que quiera publicar sus contenidos en un dispositivo móvil tiene que tomar una decisión tecnológica que le permita conseguir el mayor número de descargas o accesos, algo que no es nada fácil para un colectivo que, tradicionalmente, se ha centrado casi en exclusiva en la producción de obras en papel.HTML5 se ha configurado ya como una tecnología de vanguardia, con múltiples nuevas funcionalidades, muchas de las cuales ya están soportadas por las más recientes versiones de los navegadores web, y permite incluso la descarga de ciertos volúmenes de contenidos para ser leídos cuando no se dispone de conexión a Internet o aprovechar las ventajas de los servicios en la nube (cloud computing)

Todos hemos oído hablar del elevado número de aplicaciones (Apps) que existen en las tiendas AppleStore o Android Market, con cientos de miles de descargas cada día, y como editores nos sentimos tentados a desarrollar nuestras propias aplicaciones, con el fin de difundir y monetizar al máximo nuestros contenidos y que sean leídos cómodamente en un iPad o Samsung Galaxy Tab.

Pero cuando empezamos a profundizar en el tema nos damos cuenta de que, si queremos tener una app accesible en todos los dispositivos, es necesario hacer un desarrollo específico para cada plataforma (Apple iOS, Android, Windows, Blackberry…), pues cada una utiliza un lenguaje nativo diferente. Es lo que se denomina App nativa y que tiene, no obstante, múltiples ventajas.

Las Apps nativas se descargan desde una tienda o marketplace y por ello tienen mucha visibilidad, máxime si la acogida ha sido buena y los usuarios las puntúan o escriben comentarios positivos. Asimismo, al programarse en lenguaje nativo, disponen de toda la potencia gráfica y la usabilidad necesaria para el dispositivo móvil en el que se instalan. Por contra, al distribuirse desde una tienda, hay que contar con que el canal comercializador va a llevarse una comisión de las ganancias que obtengamos (30%), aunque, eso sí, no tendremos que hacer ningún desarrollo en nuestro back-office. Por último, y en el caso de contenidos, hemos de considerar también que hay unos límites de tamaño para la descarga vía 3G (50MB en Apple).

Frente a las Apps nativas están emergiendo las denominadas Web Apps, o lo que es lo mismo, webs móviles adaptadas a estos dispositivos. La creación de estas Web Apps se basa en HTML5, que permite, como gran ventaja, que con un único desarrollo, la aplicación sea visible en cualquier plataforma o sistema operativo, utilizando el propio navegador, pero con un interfaz adaptado a la experiencia de usuario en una Tableta o smartphone. Las Web Apps no se descargan desde una tienda y, por tanto, no están sometidas al control y aprobación de cada plataforma sino que se publican y actualizan automáticamente, a decisión de la compañía creadora. Esta línea de desarrollo editorial ya ha sido iniciada por algunas compañías, como Amazon Kindle Cloud Reader, The Financial Times, Nature Publishing o Hearst Magazines.

Pese a su constante evolución, que continuará hasta 2014, HTML5 se ha configurado ya como una tecnología de vanguardia, con múltiples nuevas funcionalidades, muchas de las cuales ya están soportadas por las más recientes versiones de los navegadores web, y permite incluso la descarga de ciertos volúmenes de contenidos para ser leídos cuando no se dispone de conexión a Internet o aprovechar las ventajas de los servicios en la nube (cloud computing).

En consecuencia, el editor debe analizar los pros y los contras de cada solución y evaluar en qué casos y para qué contenidos es más interesante una App nativa o una Web App, o incluso una solución híbrida, y asumir la decisión editorial más beneficiosa y rentable para su negocio.

*Cristina Retana es directora de contenidos de la editorial Wolters Kluwer España.

La fuerte irrupción de tabletas y teléfonos de nueva generación, smartphones, así como la aceleración del lanzamiento de Apps, está provocando una revolución en las compañías editoriales, que tienen que transformarse en auténticos proveedores de información multidispositivo. La migración de contenidos a soportes digitales y eBooks, las utilidades de búsqueda, y la favorable acogida que todo ello tenga en las redes sociales se convierten en los principales motores de éxito.