Es noticia
Menú
Sheryl Sandberg, la directiva de Facebook que sale del trabajo a las 17h30
  1. Tecnología
DEFENSORA DE LA FLEXIBILIDAD LABORAL

Sheryl Sandberg, la directiva de Facebook que sale del trabajo a las 17h30

Siete de la tarde. Las primeras mesas de la oficina comienzan a clarear y los empleados más decididos empiezan a abandonar sus puestos de trabajo dando

Foto: Sheryl Sandberg, la directiva de Facebook que sale del trabajo a las 17h30
Sheryl Sandberg, la directiva de Facebook que sale del trabajo a las 17h30

Siete de la tarde. Las primeras mesas de la oficina comienzan a clarear y los empleados más decididos empiezan a abandonar sus puestos de trabajo dando por concluida la jornada. Uno, sin embargo, se aferra a su mesa en un intento por estirar su presencia en la oficina hasta por lo menos las ocho. Salir antes podría interpretarse como un síntoma de desafección al trabajo, o bien podría recibir la mirada reprobadora del jefe. Dedicar más horas presenciales al trabajo no forzosamente implica un mejor desempeño del mismo, pero uno lucha contra los prejuicios. Algo así le debía suceder a Sheryl Sandberg, jefa de operaciones de Facebook y mano derecha de Mark Zuckerberg, que ha reconocido recientemente que sale del trabajo a diario a las 17h30 para cenar con sus hijos.


Sheryl Sandberg: Leaving Work At 5:30pm

“Al principio disimulaba”

La directiva reconoce ahora abiertamente y sin tapujos que a las 17h30 se le cae el lápiz y corre a casa para cenar con su marido y sus dos hijos de corta edad. Pero no siempre fue así. “Antes mostraba a todo el mundo que trabajaba muy duro. Me despertaba realmente temprano para asegurarme que mis compañeros leyeran los correos que enviaba a las 5h30 de la mañana” confiesa en un ejercicio de sinceridad. También reconoce que enviaba e-mails a última hora del día, todo para demostrar que trabajaba hasta tarde. El peso de los prejuicios, pero también la reivindicación del papel de la mujer en un mundo de hombres.

Sin embargo algo cambió en esta ejecutiva de éxito. Forjada en Google y la administración pública estadounidense, esta licenciada por la universidad de Harvard decidió que había llegado el momento de enfrentarse a sus fantasmas y reconocer abeirtamente que abandonaba el trabajo a las 17h30. “Ahora lo digo públicamente”, reconoce. Y no se trata de un reconocimiento movido por motivaciones personales únicamente. Sandberg quiere que cunda el ejemplo en una sociedad acostumbrada a que dedicar horas es sinónimo de responsabilidad laboral. “Espero que todas las mujeres, y los hombres, especialmente los hombres, que salgan del trabajo a esa hora para poder estar con sus hijos”

Y no crean que el hábito de “meter horas”por el ‘qué dirán’ es patrimonio exclusivo de nuestro país. En Estados Unidos se estima que sus trabajadores desperdician cerca de 226 millones de días de vacaciones no aprovechadas por los empleados cada año, y todo bajo la sombra de la culpabilidad. Pero Sandberg no está sola en sus reivindicaciones. Marissa Mayer, la dama de hierro de Google, apuesta por su parte por una flexibilización en la jornada laboral como una forma de acabar con el “resentimiento” hacia el trabajo que genera el no poder dedicar más tiempo al ocio y los suyos. “Siempre digo a mis empleados que encuentren su ritmo”, afirma.

Siete de la tarde. Las primeras mesas de la oficina comienzan a clarear y los empleados más decididos empiezan a abandonar sus puestos de trabajo dando por concluida la jornada. Uno, sin embargo, se aferra a su mesa en un intento por estirar su presencia en la oficina hasta por lo menos las ocho. Salir antes podría interpretarse como un síntoma de desafección al trabajo, o bien podría recibir la mirada reprobadora del jefe. Dedicar más horas presenciales al trabajo no forzosamente implica un mejor desempeño del mismo, pero uno lucha contra los prejuicios. Algo así le debía suceder a Sheryl Sandberg, jefa de operaciones de Facebook y mano derecha de Mark Zuckerberg, que ha reconocido recientemente que sale del trabajo a diario a las 17h30 para cenar con sus hijos.