La cesta de la compra, a golpe de ratón
  1. Tecnología
COMERCIO ELECTRÓNICO

La cesta de la compra, a golpe de ratón

Marisco desde el mar a la mesa. Cítricos. Dulces de las monjas. O, incluso, Coca Cola. Las ofertas de comercio on line en lo que a

placeholder Foto: La cesta de la compra, a golpe de ratón
La cesta de la compra, a golpe de ratón

Marisco desde el mar a la mesa. Cítricos. Dulces de las monjas. O, incluso, Coca Cola. Las ofertas de comercio on line en lo que a alimentación se refiere son cada vez más ambiciosas y completas. Productos con certificación ecológica, dulces de las monjas, carne de animales exóticos o marisco a domicilio por poco más de lo que desembolsaría por una pizza… La red facilita llenar la cesta de la compra desde casa pero es que además, con la crisis, comprar a través de la pantalla se ha convertido en una opción de lo más interesante. Y además, hay de todo, hasta Coca Cola que recibes directamente desde la embotelladora.

No se puede negar que los valencianos Naranjas Lola  fueron pioneros en esto de llevar a la fruta desde el huerto a la mesa, cuando comenzaron con su negocio en el año 98, época en la que nadie daba un duro por los negocios en la Red. Después esta pyme incrementaría la oferta con mandarinas, los tomates o las sandías… Más reciente es el portal Mumumio, que se vanagloria de vender comida de verdad, no de la que sabe a plástico. Esta empresa, que lleva funcionando un año, comercializa desde el pequeño productor hasta el domicilio del particular, carnes exóticas, aceites, fruta y verdura con certificación ecológica, quesos gourmets e incluso, dulces de las monjas. “Somos una plataforma de comercio electrónico para que los pequeños productores puedan vender on line”, comenta Álvaro Ortiz, uno de los socios fundadores.

“Empezamos con tres productores el año pasado, ahora tenemos 150 y contamos con 4.000 referencias”, detalla. ¿Lo que más venden? Cítricos, aceite y carne ecológica, que aunque no es económica, está funcionando muy bien. “Sobre todo por el sabor, yo animo a la gente a probar, porque cuando ven que sabe a comida de verdad, siguen comprando”, dice. Actualmente tienen más de 2.500 usuarios, que pueden comprar o de forma puntual o suscribirse y realizar pedidos periódicamente. ¿Los precios? Interesantes, aunque ellos, según afirman, no buscan competir con Carrefour. “Queremos vender productos de calidad, no nos interesa entrar en la batalla de los precios”, añade Ortiz. El portal se nutre de lo que cobran al productor por las transacciones. ¿Y el nombre? Una onomatopeya del sonido que sale de nuestros labios cuando algo nos gusta.. uhmmm.

Y para relamerse también lo que venden desde elmarisconoescaro.com, marisco gallego desde las costas del Norte a su mesa, casi como recién pescadito. Los precios de esta pyme en la que trabajan entre 5 y 10 trabajadores sí que son sin parangón: cuentan con mariscadas para 3 personas (con langostinos, cigalas, vieiras, almejas y camarón) por 29 euros, iva y gastos de envío incluidos. “Queríamos que el marisco no se viese como algo caro, prohibitivo, y que pudiese comerse durante todo el año, somos algo así como el marisco a precios populares, low cost”, comenta Andrés Rozados. Distribuyen en toda España, salvo en Canarias, y Madrid, Cataluña y País Vasco son los lugares desde donde reciben más pedidos.

“En fechas próximas a Navidades solemos tener boom de pedidos, habitualmente tenemos entre 200 y 300 al mes”, dice. A pesar de la juventud de la iniciativa (también tienen un año de vida), acaban de lanzar elpescadonoescaro.com, que sigue la misma filosofía y donde se puede comprar pulpo, merluza, rape, lenguado… Otras webs que también venden marisco on line son mariscovip.com y percebemar.com.

La oferta es tan amplia que ahora el consumidor puede ver también cómo le llevan la Coca-Cola a casa, la última iniciativa de la archifamosa marca de bebidas. Desdec cocacolaadomicilio.com puede recibir el famoso refresco y otros tantos productos de la compañía desde la embotelladora a su casa. “Se trata de un proyecto piloto con carácter de test”, comenta Carlos Chaguaceda, portavoz de la empresa en España.

“No se trata de competir en precio (con los gastos de envío el pedido no sale económico) sino de ver con esta prueba si podemos aumentar la demanda de Coca Cola llevándola directamente a casa”, añade. La iniciativa se lanzó el pasado 10 de octubre y de momento, sólo es viable para dos distritos de la capital española. “Tendrá visos de continuidad si vemos que funciona, necesitamos al menos tres meses para saber cómo ha ido, para tener un feedback serio”, finaliza. Idóneo para aquellos un tanto vagos/as que no quieren ir cargados/as a casa…