TRAS EL REGRESO DEL ZX SPECTRUM

El retorno del Commodore

Hace unos meses nos sorprendió descubrir que el ZX Spectrum volvía, más o menos. Pero parece que la fiebre retro no conoce límites: los fans de

Foto: El retorno del Commodore
El retorno del Commodore

Hace unos meses nos sorprendió descubrir que el ZX Spectrum volvía, más o menos. Pero parece que la fiebre retro no conoce límites: los fans de otra mítica marca de ordenadores están de enhorabuena porque también del más allá regresa el Commodore. Puede que ahora los más jóvenes suspiren por hacerse con un iPad, pero toda una generación ha vivido momentos gloriosos frente a esa familia de primitivos ordenadores personales que encarnaba el Commodore 64. Un Floppy disk, unas nociones iniciales de Basic reforzadas de forma autodidacta y mucho entusiasmo hacían el resto. Y decíamos antes que el Spectrum regresaba ‘más o menos’ porque, en realidad, su nueva versión se trata de un teclado sin más. No es el caso del Commodore, que vuelve como un ordenador integral, y lo hará por la puerta grande.

El mítico ordenador fue un fenómeno de masas; se vendieron la friolera de 30 millones de unidades en los años que siguieron al lanzamiento. Sin embargo, superada la época dorada, la compañía tuvo que cerrar y el ordenador pasó a engrosar la lista de gadgets más codiciados en el mercado de segunda mano. Tal era la nostalgia, que el fabricante decidió en verano del año pasado volver a la arena con un modelo modernizado, bautizado como Phoenix (por aquello del ave, suponemos), que compartía el espíritu del ordenador que le hizo famoso: todo integrado dentro del teclado, pero con un diseño renovado y todas las delicatessen técnicas disponibles en la época. Vamos, que no era lo mismo.

Añoranza u oportunidad de negocio, el caso es que el retorno del Commodore con su chasis tal y como lo conocíamos es real. El fabricante ha anunciado que su producto “ha vuelto y es mejor que nunca”, como podemos leer en su página web. El retorno será sonado y los americanos afirman “no haber escatimado en gastos” a la hora de confeccionarlo. Viejo el chasis y las líneas clásicas que enamoraron a toda una generación, pero poco más encontrará en este inminente producto que pueda datarse en los ochenta: el nuevo Commodore aprovecha todas las novedades propias de la etapa tecnológica a la que accede. Así, el Floppy da paso a un lector/grabador de DVD, e incluso a un Blu-ray si es lo que el cliente demanda.

El nuevo equipo sustituirá sus 64 kb por una memoria de hasta 4GB, contará con 5 puertos USB, lector de tarjetas, WiFi, salidas de vídeo para poder disfrutar de las películas en alta definición en el televisor del salón... Pero más allá de estos detalles aburridos, la salsa de este viejo conocido es que además de ser un PC convencional, contará con un emulador en el que podrá revivir aquellos años, eso sí, sin la pesadez de tener que manejar múltiples discos, ya que ahora los juegos se podrán comprar desde Internet e instalarlos en el Commodore. Ahora que le hemos despertado el gusanillo de la nostalgia, llegan las malas noticias: aún no hay fechas y los prototipos que el fabricante muestra en su web son simples moldes. Aunque casi 30 años más tarde, posiblemente soportemos fácilmente unos meses más de espera.

Tecnología
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios