El declive de los anfibios: un hongo letal los está aniquilando

Los anfibios desaparecen. La quitridiomicosis, una enfermedad infecciosa causada por el hongo Batrachochytrium dendrobatidis, se extiende por América central a una velocidad de 30 kilómetros por

Foto: El declive de los anfibios: un hongo letal los está aniquilando
El declive de los anfibios: un hongo letal los está aniquilando

Los anfibios desaparecen. La quitridiomicosis, una enfermedad infecciosa causada por el hongo Batrachochytrium dendrobatidis, se extiende por América central a una velocidad de 30 kilómetros por año aniquilando a todas las especies que se encuentra a su paso. Los científicos luchan contrarreloj para frenar el por ahora indefectible declive de esta clase de animales que cumplen un rol ecológico vital.

 

Por primera vez, un equipo ha logrado comprobar el antes y el después de la mortandad de estos animales. Los resultados aparecen publicados en la edición online de la publicación Proceedings of the Natural Academy of Sciences.

 

Karen Lipps, profesora asociada de la Universidad de Maryland, identificó 63 especies entre 1998 y 2004 en el parque nacional Omar Torrijos de Panamá. De estas, 25 desaparecieron como consecuencia de la epidemia y ninguna ha vuelto a surgir.

 

Nuevas especies, pero desaparecidas

 

Los científicos se preguntaban si había otras especies anfibias en el parque, es decir, si tenían ante ellos algún tipo de diversidad críptica desconocida hasta el momento para la ciencia. Para comprobarlo utilizaron la técnica del DNA barcoding, un método que les ha permitido estimar que hay al menos otras nuevas 11 especies. Tristemente, cinco de ellas también han sido aniquiladas por el Batrachochytrium dendrobatidis.

 

Resulta tristemente irónico que descubramos nuevas especies casi tan rápido como éstas desaparecen”, comenta Andrew Crawford, del aUniversidad de los Andes en Colombia. “Los datos de nuestro DNA Barcoding revelan nuevas especies incluso en este lugar tan bien estudiado, aunque las muestras de campo indican que muchas de esas especies nuevas para la ciencia ya han desaparecido de esta zona”.

 

Los científicos comparan la extinción masiva causada por esta epidemia con el histórico incendio que arrasó la histórica Biblioteca de Alejandría. La quitridiomicosis  destruye mucha información acumulada sobre cómo han funcionado la vida y sus cambios durante un largo periodo de tiempo.

 

Pérdida de la historia evolutiva

 

En este símil con el legendario centro cultural de la Hélade, las estadísticas de especies serían como las listas de diferentes títulos en la biblioteca, mientras que la información genética equivaldría a contar el número de palabras incluidas en estos ejemplares.

 

Cuando pierdes las palabras, pierdes el potencial para hacer nuevos libros”, explica Lips. “Es como la extinción de los dinosaurios. Las áreas por donde la envfermedad ha pasado son como inmensos cementerios, hay un vacío que debe ser llenado y no sabemos qué pasará”, asegura.

 

El director del Instituto Smithsonian de Investigación Tropical en Panamá, Eldredge Bermingham, comenta que “es la primera vez que se han usado los códigos de barras genéticos -secuencias de ADN únicas para cada especie- para caracterizar toda una comunidad anfibia. “La aproximación que hemos realizado nos permite saber las pérdidas provocadas por esta enfermedad: un 33% de su historia evolutiva”.

Tecnología
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios