Es noticia
Descubiertos los primeros animales que viven sin oxígeno
  1. Tecnología

Descubiertos los primeros animales que viven sin oxígeno

La vida pluricelular sin oxígeno es posible y no hace falta viajar a otro planeta para encontrarla. Un grupo de investigadores italianos acaba de publicar en

Foto: Descubiertos los primeros animales que viven sin oxígeno
Descubiertos los primeros animales que viven sin oxígeno

La vida pluricelular sin oxígeno es posible y no hace falta viajar a otro planeta para encontrarla. Un grupo de investigadores italianos acaba de publicar en la revista de acceso público BMC Biology (el artículo entero puede consultarse en el enlace) un avance científico de calado, el descubrimiento de la primera especie de organismos pluricelulares que son capaces de pasar su vida completa en ausencia de oxígeno. Hasta ahora, sólo se había podido comprobar que ciertos seres unicelulares como los protozoos y las procariotas son capaces de vivir en estas condiciones.

Las nuevas especies han sido bautizadas como Spinoloricus nov.sp., Rugiloricus nov.sp. y Pliciloricus nov.sp. y e incluidas en el filo Loricifera. Este reducidísimo grupo (poco más de 10 especies) está compuesto por seres con cabeza, boca, tracto digestivo y una armadura externa denominada loriga, pero son carentes de los sistemas endocrino y circulatorio. Roberto Danovaro, de la Universidad Politécnica de Marche, en Italia, llevaba durante una década estudiando junto a otros investigadores la vida presente en varias muestras sedimentarias de la cuenca anóxica hipersalina de L’Atalante, en el mar Mediterráneo.

 

“Siempre se ha considerado”, explica Danovaro, “que estos ambientes extremos sólo podían ser habitados por virus, bacterias e individuos del dominio Archaea. Cuerpos de animales multicelulares ya habían sido descubiertos con anterioridad, pero se pensaba que se habían sumergido allí desde aguas más oxigenadas y cercanas a superficie. Nuestros resultados indican que los animales que recuperamos estaban vivos. Algunos, de hecho, portaban huevos en su interior”.

En lugar de una mitocondria aeróbica, gracias al análisis con electromicroscopio se ha podido comprobar que poseen organelos que recuerdan a los hidrogenosomas que anteriormente ya se habían encontrado en organismos unicelulares (protozoos) que habitan ambientes anaeróbicos.

“El descubrimiento de estas formas de vida abre nuevas perspectivas acerca del estudio de la vida animal en habitats que carecen de oxígeno molecular”, explican los autores en las conclusiones de su trabajo. Lo cierto es que como afirma en un comentario anexo Lisa Levin, del Instituto Scripps de Ocenografía, este hallazgo “ofrece la tentadora promesa de hallar vida animal en otros ambientes anóxicos”.

¿Cuáles serían estos entornos? “La subsuperficie del océano junto a conductos hidrotermles o zonas de subducción o en otras cuencas anóxicas”, explica Levin. Además, su descubrimiento trae nuevas implicaciones acerca de la ecología de la Tierra en la antigüedad más remota, el periodo del conocido como océano de Canfield, “antes de la época de los primeros fósiles animales conocidos, hace unos 600 millones de años”, explica en otro comentario anexo William Martín, de la Universidad de Dusseldorf.