Descubren los restos de un antecesor desconocido del hombre

Expertos de la Universidad de Witwatersrand en Sudáfrica han descubierto en una cueva un esqueleto de hace dos millones de años perteneciente a un homínido antecesor

Foto: Descubren los restos de un antecesor desconocido del hombre
Descubren los restos de un antecesor desconocido del hombre

Expertos de la Universidad de Witwatersrand en Sudáfrica han descubierto en una cueva un esqueleto de hace dos millones de años perteneciente a un homínido antecesor del hombre y que hasta la fecha era desconocido para los científicos.

 

Según recoge el diario británico The Times, estos huesos pertenecerían a una especie desconocida de homínido situada entre el mono y el ser humano y supondrían un nuevo nexo en la cadena de evolución humana. A juicio de los investigadores, se ubicaría en la época en la que los homínidos comenzaron a andar erguidos, empleaban herramientas y ya tenían capacidad de lenguaje.

 

Philip Tobías, del centro universitario sudafricano, es también el anatomista que en 1964 definió al Homo Habilis como a una especie evolutiva del hombre. El investigador afirma que este "extraño" hallazgo consta de una mandíbula con una pareja de dientes, algo "totalmente inusual" en esta clase de homínidos, aunque detalló que todavía es "más raro" encontrar una mandíbula con un par de dientes ya unida al cráneo, y que a su vez, éste se encuentre conectado con la columna, y ésta con la pelvis.

 

Los ancestros del hombre y del chimpancé comenzaron hace seis millones de años, mientras que los primeros homínidos erguidos y andantes surgieron en torno a 3,9 millones de años atrás. En opinión de los investigadores, los esqueletos recopilados hasta la fecha sugieren que los primeros homínidos pasaron la mayor parte de su tiempo en los árboles y sólo en torno a hace 2,5 millones de años fueron más "sofisticados".

 

El Homo Habilis, que pertenecería a la misma época que los fósiles encontrados, es la primera especie que se describe como humana, a pesar de que se hayan encontrado sólo unos pocos ejemplares. "Cómo y por qué nuestros antecesores adoptaron un estilo de vida bipédico y perdieron señas de mono, como dedos de pies enormes, siguen siendo un enigma para la Ciencia", explicó el científico de la Universidad de Oxford Simon Underdown.

Tecnología
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios