Es noticia
Cómo esquivar el pago a la SGAE
  1. Tecnología

Cómo esquivar el pago a la SGAE

Ya se sabe que pinchar discos se ha convertido de una afición de riesgo últimamente porque que la SGAE, ese antipático lobby con un clarísimo ánimo

Foto: Cómo esquivar el pago a la SGAE
Cómo esquivar el pago a la SGAE

Ya se sabe que pinchar discos se ha convertido de una afición de riesgo últimamente porque que la SGAE, ese antipático lobby con un clarísimo ánimo de lucro, envía a sus secuaces hasta el entorno más íntimo de la víctima (léase una boda) con el claro objetivo de hacer que pase por caja y así aumentar su creciente patrimonio. Este grupo de poder cuenta con el beneplácito y claro apoyo del Gobierno, quien no duda en legislar para proteger sus intereses económicos en forma de canon o impuesto que todo mortal se ve obligado a pagar al comprar determinados artículos sean empleados para descargar música o no.

 

Pues bien, parece que este sangrado indiscriminado podría reducirse considerablemente gracias a una serie de herramientas desarrolladas por una de las múltiples iniciativas que tienen por objetivo poner fin a este despropósito.

La noticia la hemos podido leer en Exgae, que se autodefine como primera asesoría jurídica que hace frente a los desmanes de la Sociedad General de Autores. Propone como simple solución identificar qué canciones están sujetas a su canon y cuáles no, y va más allá identificando en su propio ordenador cuáles están libres del pago de derechos, para que pueda pinchar a gusto y sin preocupaciones en su próximo guateque o convite.

Técnicamente, es posible gracias a dos extensiones que deben instalarse en el navegador Firefox y que han sido desarrolladas por Derivart. La primera de ellas se denomina Inspector y es una herramienta creada para los propios inspectores de la sociedad que detecta qué canciones de las registradas por la SGAE están disponibles en las redes P2P y, por tanto, se pueden descargar.

La segunda herramienta se llama Manager y analizará qué canciones de nuestro disco duro están sujetas al pago del correspondiente canon, o lo que es lo mismo, nos servirá para conocer con qué canciones podemos organizar una fiesta o no sin temor a la visita de los agentes de la SGAE. Ambas herramientas han sido utilizadas con éxito en el festival Innmotion en Barcelona, donde cerca de 1.000 personas han bailado al ritmo de canciones libres de canon. Y nos anuncian que el próximo 29 de octubre repetirán la experiencia en la sala Apolo también en la ciudad Condal.

SGAE