Es noticia
Menú
MySpace pierde amigos en EEUU y los busca en España
  1. Tecnología

MySpace pierde amigos en EEUU y los busca en España

'MySpace' acaba de arrancar en España. Ciento ochenta millones de usuarios han convertido esta red social en el lugar de encuentro preferido por los jóvenes de

Foto: MySpace pierde amigos en EEUU y los busca en España
MySpace pierde amigos en EEUU y los busca en España

'MySpace' acaba de arrancar en España. Ciento ochenta millones de usuarios han convertido esta red social en el lugar de encuentro preferido por los jóvenes de medio mundo. Pero precisamente su espectacular éxito se está convirtiendo en la causa incipiente de su crisis, al menos en Estados Unidos, donde los internautas con edades comprendidas entre los 18 y los 25 años han empezado a darle la espalda.

La web, fundada en noviembre de 2003, llega ahora a España, considerada como un objetivo clave para su expansión internacional. Después de una etapa inicial de prueba que permitió a los españoles ofrecer sugerencias y comentarios, 'MySpace' se inauguró oficialmente el lunes 11 de junio. Y está claro que la compañía se ha preparado para conquistar nuestro país pero ¿está preparada España para 'MySpace' y todos los problemas que le acompañan?

'MySpace', a pesar de su buena reputación entre adolescentes y mayores, ha estado implicada en algunos escándalos. Desde las acusaciones de ser un coto de caza colosal para los depredadores sexuales hasta las sospechas de ser simplemente una enorme maquina comercial para Rupert Murdoch y su News Corporation, denuncias que la compañía ha desmentido tajantemente.

La seguridad es, en concreto, una fuente constante de problemas y discusiones. La facilidad de utilizar esta herramienta, unida a la ausencia de restricciones, ha producido una adulteración del funcionamiento, al permitir los abusos de cientos de miles de usuarios. El mal uso por parte de los miembros de la comunidad que editan páginas con contenidos excesivos no sólo recarga el soporte, y por tanto dificulta la navegación, sino que ha contaminado la filosofía que convirtió 'MySpace' en algo muy especial entre los usuarios más aventajados de Internet.

Creado en 2003 por Tom Andersen y Chris DeWolfe, dos estudiantes universitarios, el sitio fue comprado por News Corporation, propiedad de Rupert Murdoch, por 580 millones de dólares en julio de 2005. Ahora DeWolfe cree que el valor de la empresa puede superar los diez billones de dólares.

La premisa básica es conectar a gente que no se conozca. Desde sus principios un tanto idealistas, 'MySpace' ha crecido hasta llegar a ser un mundo real online donde cada individuo tiene su espacio personal para adornar con fotos, videos, blogs, concursos, eventos, fiestas, información personal….Y después, y éste es el secreto de su éxito, todo ello se puede compartir con conocidos: una nueva y revolucionaría manera de establecer vínculos con el mundo que nos rodea.

Menores y delincuentes

Pero este indiscutible triunfo ha provocado las primeras protestas de sus usuarios. Las cada vez menos exigentes restricciones permiten que chicos de menos de 14 años, la edad mínima permitida para entrar al sitio web, accedan fácilmente. Para hacer frente a este problema esta red social ha puesto en marcha desde junio 2006 algunas medidas, como exigir a sus miembros de 18 años que acrediten sus contactos con otros de 14.

Cualquier usuario puede crear una historia falsa de su vida y encontrar amigos usando esta ficción. La facilidad para ocultar la autentica identidad permite que algunos delincuentes del sexo puedan abusar de la agradable (y a veces ingenua) naturaleza de la mayoría de los usuarios de 'MySpace'. Ha habido casos como el de Katherine Lester, quien a los 16 años intento volar a Israel para mantener relaciones con un hombre de 20 que había conocido en 'MySpace'; o una muchacha de 13 años que, después de mentir sobre su edad y asegurar que tenía 18, sufrió abusos por parte de un hombre que había conocido en la web y con quien se había comunicado durante semanas. Estos casos y otros similares han echado una sombra de sospecha sobre el buen nombre del que 'MySpace' había gozado hasta ahora.

La seguridad de 'MySpace' frente a los peligros de Internet es otro gran problema. Uno de esos riesgos es una práctica llamada phishing: una forma de conseguir información personal usando páginas web falsas iguales a los auténticas como, por ejemplo, la home page de 'MySpace'. Estos sitios piden informaciones distintas, pero la mayoría preguntan por un correo electrónico, una fecha de nacimiento o una tarjeta de crédito. En 'MySpace' muchos de estos sitios falsos llegan al usuario en forma de un boletín, un mensaje general que una persona puede mandar a muchos otros contactos.

Aunque el envió de estos boletines sean el problema más grave, las peticiones para contactar con usuarios falsos son las más molestas. Muchos de estos usuarios que dicen buscar amistad en realidad esconden reclamos publicitarios para páginas pornográficas de Internet. Muchos usuarios se ven inundados con numerosas y molestas peticiones cada día.

La libertad, un obstáculo

La total libertad que 'MySpace' le da al usuario ha sido uno de sus atractivos más grandes, pero también uno de sus obstáculos más importantes. Aparte de la facilidad con la cual los spammers pueden entrar en el sitio, el abuso de la libertad de expresión de los usuarios a veces ofende la sensibilidad de muchos de sus miembros.

Algunos usuarios tratan de crear ambientes complejos, obras de arte que reflejen su personalidad única, aunque no tengan ninguna experiencia anterior con el idioma de programación HTML. El problema, aparte de la lentitud con la que carga la página, es que a veces la codificación escrita por los programadores inexpertos, los objetos que usan como videos y música, satura la red, o la simple multiplicidad de las características que ofrece MySpace congelan el browser de todos los que vean esta página específica. O incluso provocan que el sitio exhiba reiterados mensajes de error.

Todas estas molestias han causado que muchos de los usuarios norteamericanos entre los 18 y los 24 años cambien a otros servicios sociales en red, en busca de un lugar más limpio y de uso más rápido como es el caso de Facebook. La paulatina pérdida de apoyo en este segmento de la población ha encendido las señales de alarma en 'MySpace' que, sin embargo, sigue contando con gran aceptación entre la población adolescente.

'MySpace', a pesar de sus fallos, sigue siendo el rey. Su expansión internacional no se detendrá y España es ahora su nuevo objetivo. Está claro que 'MySpace' llega para quedarse en nuestro país pero la pregunta que muchos se hacen es ¿cómo influirá en la manera de comunicarse en España con su objetivo de llegar a cuatro o cinco millones de usuarios? ¿Podrá la comunidad española evitar los peligros y amenazas de esta página web al tiempo que encuentran nuevos amigos? ¿Y sabrán aprovechar los jóvenes españoles los múltiples servicios innovadores que MySpace ofrece? El tiempo responderá pero la experiencia estadounidense debería servir para tomar precauciones.

'MySpace' acaba de arrancar en España. Ciento ochenta millones de usuarios han convertido esta red social en el lugar de encuentro preferido por los jóvenes de medio mundo. Pero precisamente su espectacular éxito se está convirtiendo en la causa incipiente de su crisis, al menos en Estados Unidos, donde los internautas con edades comprendidas entre los 18 y los 25 años han empezado a darle la espalda.