Que nunca caiga en el olvido

Que nunca caiga en el olvido

“¿Quién es?”, preguntó. “El Rey”, le contestó su hijo Adolfo. “Ah”, añadió él por todo comentario, y miró a Su Majestad sin añadir palabra. Adolfo Suárez