Sánchez y Gómez, sonrisas sincronizadas

Sánchez y Gómez, sonrisas sincronizadas

A él no le perdonan haber ganado una moción de censura. A ella, que lleve el pelo largo. Son odiados, envidiados y viven bajo la sombra de la sorpresa. Están en entredicho

La clase política se balcaniza: o yo o el caos

La clase política se balcaniza: o yo o el caos

La democracia se cuartea. Los partidos, incapaces de gestionar el conflicto, son hoy una rémora. Sánchez desafía el sistema parlamentario. ¿Soberbia? ¿Ineptitud? O todo a la vez