El Prado, 19.000 candidatos y un milagro

España es un país de paradojas que tiende al absurdo cuando se le ahoga. Marcos está en el borde los cuarenta años y lleva dos en el paro. Bueno, no exactamente.