Heridas que se curan y otras que no

Más cercano al melodrama clásico que la película de Susanne Bier de 2004, en la que se inspira, Jim Sheridan (conocido por sus trabajos En el

Por María José S. Mayo
Heridas que se curan y otras que no