El MACBA transforma la censura en pelotazo

El MACBA transforma la censura en pelotazo

Los curiosos se hacen selfies delante de la escultura prohibida, mientras que los comisarios denuncian que todo aquello que querían denunciar se ha vuelto real