El negocio, la otra cara de las fundaciones

El negocio, la otra cara de las fundaciones

Caridad, beneficencia y… ahorro fiscal. Las fundaciones proliferan en todo el mundo al amparo y cobijo de las grandes fortunas. España todavía sigue con la resaca