La historia como inevitable chapuza

La historia como inevitable chapuza

Tanto la idea de España como la de Cataluña son chapuzas históricas fruto de la necesidad de resolver problemas permanentes que no tienen ninguna solución ideal