Los portátiles ‘queman’ la piel

Los portátiles ‘queman’ la piel

Desde hace tiempo, los fabricantes de ordenadores portátiles incluyen en sus manuales una advertencia: esas máquinas no deben utilizarse colocadas sobre las rodillas ni en contacto