La vida de un niño diabético sin agujas ni pinchazos

La vida de un niño diabético sin agujas ni pinchazos

A los cinco años tener que depender de más de 12 pinchazos al día no es nada fácil. Por eso para este paciente es importante disponer de avances que permiten vivir la enfermedad sin agujas, o casi