Los prostitutas de Río desconfían de los Juegos

Los prostitutas de Río desconfían de los Juegos

Ingrid cambió la bata de enfermera por la lencería. En vísperas de la ceremonia inaugural de los Juegos, es poco optimista y no cree que la llegada de extranjeros se traduzca en más trabajo