Es noticia
Detienen en Ourense al asesino de perros: tres años poniendo cebos con alfileres
  1. Sucesos
ES UN CONDUCTOR DE AUTOBÚS

Detienen en Ourense al asesino de perros: tres años poniendo cebos con alfileres

Una operación policial permite pillar 'in fraganti' al sospechoso cuando trataba de colocar nuevos cebos en diferentes parques de la ciudad

Foto: Los alfileres encontrados en la casa del detenido en Ourense (Policía Nacional)
Los alfileres encontrados en la casa del detenido en Ourense (Policía Nacional)

En el año 2017, dos bares de Ourense recibieron dos extrañas cartas: un anónimo les amenazaba por dejar entrar a perros en sus establecimientos. Dos años después aparecieron los primeros cebos con alfileres en diferentes parques de esta ciudad gallega y en enero de 2020 moría un pitbull que tuvo la desgracia de comerse uno de esos cebos destinados a matar.

Ahora, después de más de tres años de investigación, el asesino de perros, como se le conoce en la capital de las Burgas, ha sido detenido. Una operación en la que ha participado la Policía Local, la Policía Nacional, el Seprona y Protección Civil ha logrado cazar 'in fraganti' a una persona a la que llevaban meses siguiendo. Sabían que era él, pero tenían que pillarle en el momento justo.

Foto: Imagen publicada por la Policía de las salchichas con alfileres en parques (Policía de Granada)

Desde que comenzó la investigación, los agentes han visionado cientos de horas de grabaciones de cámaras de seguridad cercanas a los lugares donde aparecían los cebos. Después de un minucioso análisis, descubrieron a una persona que aparecía siempre en esos vídeos y a la que lograron identificar por su peculiar modo de andar. Establecieron una vigilancia que no levantara sospechas y esperaron.

Un conductor de autobús que odia a los perros

El detenido se llama Manuel A.M., tiene 58 años y trabaja como conductor de autobús. Vive solo y le describen como un maniático que estaba obsesionado con los perros. Un mando de la operación Alfinete (alfiler, en gallego) reconoce a La Región que incluso han tenido suerte porque "optó por un tipo de envenenamiento mecánico, pero si llega a ser químico estaríamos ante un desastre de proporciones muy gordas".

placeholder En el momento de ser detenido llevaba cebos preparados con alfileres (Policía Nacional)
En el momento de ser detenido llevaba cebos preparados con alfileres (Policía Nacional)

El modus operandi del detenido era simple: preparaba carne y golosinas para mascotas y les introducía alfileres en su interior para que mataran al animal al ingerirlas. Las esparcía por diferentes puntos de la ciudad, sobre todo en su barrio de O Vinteún y por el parque canino cercano al Puente Romano, y después se pasaba meses sin volver a actuar, dificultando la labor policial.

A pesar de pillarle con las manos en la masa, la policía pidió al juez de guardia una orden de registro. En su casa encontraron los alfileres que utilizaba para colocar en los cebos, ropa y zapatillas como la que se veían en los vídeos de vigilancia y hasta una máquina de escribir y una carta con la misma tipografía que la usada en las cartas con amenazas enviadas en 2017.

Acumula varias denuncias por maltrato animal en los últimos tres años

La policía tiene constancia de la muerte de un perro y de otros muchos que salvaron la vida porque sus dueños se dieron cuenta de lo que habían comido, pero creen que puede haber muchos más que no lo denunciaron. El juez le ha dejado en libertad con cargos por maltrato animal continuado, mientras los propietarios de mascotas de Ourense respiran ahora un poco más tranquilos.

Maltrato animal Perro Mascotas Delincuencia
El redactor recomienda