El Supremo confirma la condena a dos años de cárcel a un coronel por abusos en el Gómez Ulla
  1. Sucesos
y abuso de autoridad

El Supremo confirma la condena a dos años de cárcel a un coronel por abusos en el Gómez Ulla

El Supremo considera probado que el coronel besó y realizó tocamientos a una teniente sin su consentimiento en el hospital madrileño

Foto: Hospital Militar Gómez Ulla, en Madrid. Foto: Google Maps
Hospital Militar Gómez Ulla, en Madrid. Foto: Google Maps

El Tribunal Supremo ha ratificado la pena de dos años y nueve meses de prisión a un coronel por abuso de autoridad, en concurso con otro delito de abuso sexual sin acceso carnal contra una teniente enfermero del Hospital Central de la Defensa Gómez Ulla de Madrid en 2019. La Sala desestima el recurso de casación planteado por el condenado contra la sentencia del Tribunal Militar Central a la que se le suma, además, el pago de una indemnización de 5.000 euros por daño moral a la víctima.

El relato de hechos probados determina que el 24 de julio de 2019, cuando el acusado era coronel jefe de la Farmacia Depósito de la Inspección General de Sanidad de la Defensa del hospital madrileño, instó a la víctima, que trabajaba con él como teniente enfermero del Servicio de Urgencias, a que le acompañara al sótano a buscar unos tubos de protección solar.

Una vez allí, estando a solas, besó en los labios a su compañera de forma "repentina" e "inesperada" y, pese a que la mujer se zafó de él y le aseguró que no quería nada con él, el procesado volvió a besarla en los labios. Después, en el despacho, volvió a abordar a su subordinada y, además de besarla, le realizó tocamientos en las nalgas y en el pecho, así como en los genitales.

Más tarde, el coronel le envió un mensaje a la teniente a través de WhatsApp en el que le espetaba que habían sido unos "besos maravillosos" ante los que la mujer contestó: “sus besos y manoseos forzados me dan asco. Lo peor que ha utilizado su graduación sabiendo que siempre voy a ser la perjudicada”. Según los hechos probados, el acusado volvió a escribirle para pedirle perdón, pero la víctima no respondió a estos mensajes.

Sucesos Noticias de Madrid
El redactor recomienda