El Supremo confirma la pena de 23 años y medio de cárcel a la viuda negra de Alicante
  1. Sucesos
por asesinar a su esposo

El Supremo confirma la pena de 23 años y medio de cárcel a la viuda negra de Alicante

El Supremo desestima los recursos interpuestos por los dos condenados, Conchi y Francisco, por asesinar al marido de ella en un aparcamiento en Alicante

Foto: Concepción Martín, conocida como la viuda negra de Alicante, y Francisco Pérez. Foto: Efe
Concepción Martín, conocida como la viuda negra de Alicante, y Francisco Pérez. Foto: Efe

Hace un año, el Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana (TSJCV) condenó a Concepción Martín (Conchi), apodada como la viuda negra de Alicante, a una pena de 23 años y medio de prisión por el asesinato de su marido en un aparcamiento de la misma ciudad en 2018, así como la de su cuidador, Francisco Pérez, penado con 22 años y medio de cárcel. Ahora, el Tribunal Supremo ha confirmado esta condena impuesta, desestimando así los recursos de casación interpuestos por los dos condenados contra la sentencia recurrida.

Según recoge la sentencia del Alto Tribunal, Conchi se compinchó con su cuidador para acabar con la vida de su marido. Por ello, la noche del 20 de agosto de 2018
— quince días después de casarse— concertó una cita con el su marido sobre las 21:30 horas en un 'parking' al aire libre. De acuerdo con el escrito, la mujer le dijo que celebrarían una cena romántica a la que también asistiría su cuidador y que echarían flores en cierto lugar en memoria de seres queridos de ella. Para ello, le comentó que deberían saltar una valla y que "no se asustara al verlos porque vestirían ropa oscura".

Foto: Conchi y su cuidador, acusados de asesinar al marido de la viuda tras la boda. Fotos: Efe

Una vez allí, el cuidador se aproximó a la víctima y comenzó a agredirlo con un destornillador "o instrumento semejante" hasta que cayó en un espacio entre dos coches estacionados. Conchi sujetó y golpeó a su esposo mientras su cuidador continuaba clavándole el arma homicida hasta que perdió el sentido y finalmente murió como consecuencia de una de las heridas, según los hechos probados.

Atacaron tratando de ocultar su identidad, un hecho crucial en su responsabilidad criminal

En su sentencia, la Sala respalda la aplicación de la agravante de disfraz que fue apreciada por el Tribunal Superior de Justicia de Valencia, lo que supuso entonces un incremento de la pena para ambos condenados, pero no por el Tribunal del Jurado de la Audiencia Provincial. Afirma que "el uso de ropa negra, junto con una gorra del mismo color, durante la noche y en lugar despoblado, con la deliberada intención de evitar posibles identificaciones, es un medio objetivamente apto para evitar que terceros puedan percatarse de la ejecución del delito o puedan identificar a los autores".

Sin embargo, pese a los intentos por ocultar su identidad finalmente pudieron ser identificados por dos testigos, una de ellos policía, que casualmente pasaron por allí haciendo deporte y oyeron los gritos de la víctima. Con todo, el Supremo señala que el uso de disfraz constituye una circunstancia modificativa de la responsabilidad criminal. La sentencia explica que el autor utiliza el disfraz para no ser identificado y eludir las propias responsabilidades.

Sucesos Crimen
El redactor recomienda