Es noticia
Menú
Una familia francesa, multada por aparcar su furgoneta en medio de una playa asturiana
  1. Sucesos
TUVIERON QUE SER RESCATADOS

Una familia francesa, multada por aparcar su furgoneta en medio de una playa asturiana

Echan la culpa al GPS, al que siguieron hasta el arenal, pero para ello se saltaron varias señales que prohibían el paso a la zona, por lo que fueron multados

Foto: Playa de Gulpiyuri, concejo de Llanes (Flickr/Aitor Granda)
Playa de Gulpiyuri, concejo de Llanes (Flickr/Aitor Granda)

En algunas playas de España, la lucha por conseguir un buen sitio en primera línea de mar es casi mortal. Decenas de personas se agolpan en las entradas de los arenales desde primera hora de la mañana para plantar su sombrilla y la tumbona y poder disfrutar del mejor sitio, aunque eso les haya costado un madrugón y una buena carrera por la arena.

Eso no le ha hecho falta a una familia francesa que, ni cortos ni perezosos, se han plantado con su furgoneta en mitad de una playa asturiana. Los turistas llegaron hasta la zona de Llanes, una de las más visitadas de toda la región, y se dirigieron a la playa de Andrín, colocando su medio de transporte en mitad del arenal y ante la mirada atónita de otros bañistas.

Sin embargo, todo tiene una explicación. Según recoge La Nueva España, los turistas franceses habrían seguido al pie de la letra las indicaciones de su GPS, llegando hasta la playa "sin querer". Eso sí, durante el camino, se saltaron varias señales de tráfico que prohibían el paso y hasta circularon por una zona de cantos que es de muy difícil tránsito.

Multa y rescate

Finalmente "aparcaron" en mitad de la playa, porque la furgoneta ya no se movía entre la arena. Por eso decidieron pedir ayuda, pero mientras no dudaron en tumbarse y disfrutar de unas horas de sol hasta que llegara la asistencia. Sin embargo, no iba a ser tan fácil ya que iban a necesitar ser remolcados para salir de allí.

Siguieron las indicaciones de su GPS, pero tendrán que pagar varias multas de tráfico

Un vecino de la zona tuvo que acudir en su ayuda para poder remolcarlos con su tractor. Las imágenes son, cuando menos, curiosas y el vídeo no ha tardado en viralizarse. Ahí se ve cómo el tractor tiene que llevarse a la furgoneta de la playa, atravesando la arena primero y la zona de cantos rodados que la protege después.

La anécdota no ha salido gratis a esta familia, ya que tendrá que pagar varias multas por saltarse las señales de tráfico que prohibían el paso y por introducirse con su vehículo en una zona protegida. Seguramente, la próxima vez no sigan las indicaciones de su GPS al pie de la letra… por su bien.

En algunas playas de España, la lucha por conseguir un buen sitio en primera línea de mar es casi mortal. Decenas de personas se agolpan en las entradas de los arenales desde primera hora de la mañana para plantar su sombrilla y la tumbona y poder disfrutar del mejor sitio, aunque eso les haya costado un madrugón y una buena carrera por la arena.

Asturias Virales Transporte