Es noticia
Menú
Once detenidos en una operación internacional contra el fraude informático
  1. Sucesos
REGISTROS EN ESPAÑA Y CHILE

Once detenidos en una operación internacional contra el fraude informático

Se esclarecen más de 2.500 estafas que habían dejado perjudicados repartidos por todo el mundo

Foto: La red tenía miembros repartidos por medio mundo (Guardia Civil)
La red tenía miembros repartidos por medio mundo (Guardia Civil)

La operación Recolector de la Guardia Civil ha permitido desarticular una organización criminal de carácter internacional que se dedicaba a la comisión de delitos relacionados con el fraude informático. En total se ha detenido a 11 personas en España y Chile, a los que se les imputan varios supuestos delitos: entre otros, estafa agravada, pertenencia a organización criminal, usurpación de identidad y falsedad documental.

Este entramado de ciberdelincuentes estaba especializado en el 'carding', una actividad delictiva que consiste en conseguir datos relacionados con medios de pago, generalmente tarjetas de crédito. Con esos datos operaban en diferentes plataformas de comercio electrónico, pero también los vendían en una conocida app de mensajería y en foros de la conocida como web oculta.

Foto: Una persona utiliza un ordenador portátil. (EFE)

Para operar, esta red imitaba sitios web reales de entidades bancarias, empresas de contenidos multimedia, etc., un método conocido como phishing. Así obtenían los datos de las víctimas que después vendían a otras organizaciones o con los que operaban en internet. Para lograr sus objetivos utilizaron diferentes tipos de programas maliciosos o malware, como el troyano Zeus, bots, etc.

Canales de mensajería de más de 100.000 miembros

A la organización se le imputan más de 2.500 hechos delictivos y se estima que hay más de 300 empresas afectadas a nivel nacional, con un perjuicio que podría alcanzar el millón de euros. Se han utilizado más de 42.000 tarjetas de crédito pertenecientes a personas de 47 países diferentes, la mayoría de Estados Unidos y la Unión Europea.

placeholder La red se comunicaba por una aplicación de mensajería (Guardia Civil)
La red se comunicaba por una aplicación de mensajería (Guardia Civil)

Gracias al operativo de Guardia Civil se ha detenido a 11 personas e investigado a otras 20. También se ha conseguido el cierre y la disolución de los grupos más importantes de una conocida app de mensajería dedicados al carding a nivel nacional e internacional. Algunos de ellos tenían más de 100.000 miembros y estaban dedicados a la compra/venta de datos de tarjetas de crédito.

La operación Recolector tiene carácter internacional, ya que se han realizado 4 registros domiciliarios, dos en las provincias de Cádiz y Málaga, y otros dos en Santiago de Chile. En esos registros se ha incautado abundante documentación relacionada con credenciales de pago usurpadas, dispositivos de almacenamiento electrónico y dispositivos tecnológicos para la comisión de los hechos delictivos, además de criptomonedas.

Tenían miembros en Estados Unidos, Chile, Venezuela, Perú, México o Marruecos

Tal y como explica la Benemérita a través de un comunicado, el entramado delictivo de carácter internacional estaba bien organizado y estructurado. Había miembros ubicados en España, pero también en otros países como Estados Unidos, Chile, Venezuela, Perú, República Checa, México o Marruecos.

A la caza de las víctimas más vulnerables

Esta organización criminal ahora desmantelada contaba con un alto nivel de sofisticación y perfeccionamiento. Incluso contrataban campañas de publicidad en buscadores y redes sociales donde configuraban diferentes parámetros como edad o ubicación para conseguir la máxima rentabilidad. De esa manera, sus campañas de phishing eran mostradas y dirigidas a un sector concreto de la población, generalmente a las víctimas que, por sus características propias, edad, cultura o nivel de conocimientos tecnológicos eran más vulnerables en la red.

Foto: Una tarjeta de crédito junto a un ordenador. (Pexels)

Cabe resaltar el enorme potencial delictivo y la peligrosidad y efectividad de esta organización. Habían llegado a diseñar soluciones técnicas como el uso de bots para automatizar el proceso de compras en plataformas online. De esta manera, conseguían que las víctimas no dispusieran de tiempo suficiente para cancelar la tarjeta ni avisar a la entidad bancaria.

La operación ha sido desarrollada por la Unidad Orgánica de Policía Judicial de Granada bajo la dirección directa del Fiscal de Criminalidad Informática de la provincia de Granada. Además, han contado con el apoyo de la Unidad Técnica de Policía Judicial de la Guardia Civil, Fiscalía chilena y la Brigada de Cibercrimen de la Policía de Investigaciones de Chile.

La operación Recolector de la Guardia Civil ha permitido desarticular una organización criminal de carácter internacional que se dedicaba a la comisión de delitos relacionados con el fraude informático. En total se ha detenido a 11 personas en España y Chile, a los que se les imputan varios supuestos delitos: entre otros, estafa agravada, pertenencia a organización criminal, usurpación de identidad y falsedad documental.

Tarjetas de crédito Guardia Civil Unión Europea Delincuencia
El redactor recomienda