Un jubilado, multado por reírse de una pegatina en la que se leía 'Policía Loca'
  1. Sucesos
"falta de respeto y consideración"

Un jubilado, multado por reírse de una pegatina en la que se leía 'Policía Loca'

Un agente de la Policía Local de Alboraia, en Valencia, se vio agraviado por las risas del hombre y decidió aplicar la conocida como 'ley mordaza' y multarle con 600 euros

Foto: Un policía local de Alboraia se vio agraviado por las risas del jubilado
Un policía local de Alboraia se vio agraviado por las risas del jubilado

Pasar el día sin nada que hacer es el sueño de muchas personas… y el terror al que se enfrentan otros cuando terminan su vida laboral. La jubilación da mucho tiempo libre a las personas, que lo emplean en sus hobbies y pasatiempos… o en entretenerse paseando por sus ciudades tranquilamente en busca de algo que les llame la atención.

Eso es, precisamente, lo que hacía el pasado 18 de junio un vecino de Rafelbuñol, una pequeña localidad situada 20 kilómetros al norte de Valencia. Estaba comiendo en Alboraia con un grupo de amigos cuando uno de ellos salió a fumar y vio la bicicleta de un policía local, pero se fijó en un curioso detalle: llevaba una pegatina en el tubo superior del cuadro a la que faltaba la última letra. Por eso, en vez de leerse POLICÍA LOCAL estaba escrito 'POLICÍA LOCA'.

El hombre hizo una foto con su móvil y regresó al restaurante, donde compartió la imagen con sus amigos, generando un momento divertido. La anécdota no daría para más si no fuera porque un agente de la propia Policía Local de Alboraia vio cómo los jubilados se reían del juego de palabras provocado por la ausencia de la 'L' final y decidió actuar.

Una posible multa de 600 euros

El protagonista, un hombre de 69 años, ha contado a Levante EMV lo sucedido: "Uno de los amigos salió a fumar y vio la bicicleta. Pidió permiso e hizo la foto. Cuando volvió a la mesa nos la enseñó y yo quise verla por mí mismo porque no daba crédito. Me dio mucha risa que se leyera 'policía loca'. Conforme nos acercábamos el agente me preguntó: ¿que no le gusta la policía? Y yo le contesté pues mira ni me gusta ni me disgusta, y ya se armó el lío. Me pidió la documentación, que no llevaba encima y entre que fui a buscarla y volví pues se acercaron el resto de amigos para ver qué pasaba porque no entendían que me fueran a multar por semejante tontería".

La denuncia podría derivar en una multa de 600€ por "falta de respeto y consideración"

El policía local decidió denunciar al jubilado por "falta de respeto y consideración", tal y como se puede leer en el parte redactado por el propio agente: "En el legítimo ejercicio de las funciones denunciando un coche, sin venir a cuento, el identificado cita en voz alta ante los transeúntes 'Policía loca', provocando la aglomeración de otras cinco personas que se unen a interpelar la actividad policial, haciendo fotos a los vehículos. Al ser requerido a identificarse, igualmente sigue en voz alta diciendo 'vergüenza os tendría que dar', 'no hacéis más que molestar', 'mentís como bellacos', interfiriendo en la actuación previa. Tras solicitar insistentemente su documento de identidad, accede a facilitarlo".

El jubilado aún no se puede creer que el policía le denunciara por reírse de una foto y califica la situación de "despropósito. Espero que la sanción no prospere porque no tiene ningún sentido. Ni reírse puede uno, vaya. Al final estábamos de cachondeo porque faltaba una letra y nos dio la risa, ya ves que agravio. Pero se ve que con la ley mordaza ni reírse puede uno. La multa es injusta porque ni tan siquiera interpelamos a la policía ni a los agentes que allí estaban. No le falté el respeto a nadie, pero tampoco me quedé callado. La policía está para solucionar problemas, no para crear problemas". El hombre se enfrenta a una sanción que podría llegar a 600 euros.

Comunidad Valenciana