El acusado de descuartizar a su novia admite el crimen y dice que actuó en defensa propia
  1. Sucesos
NIEGA "VIOLENCIA MACHISTA"

El acusado de descuartizar a su novia admite el crimen y dice que actuó en defensa propia

Según su relato, pelearon y cuando ella, de 22 años, le iba a clavar un cuchillo, él se lo quitó y se lo clavó en el omóplato. "Si no, ella me lo habría clavado a mí", ha asegurado

placeholder Foto: La Policía traslada al presunto descuartizador de Alcalá. (Policía Nacional)
La Policía traslada al presunto descuartizador de Alcalá. (Policía Nacional)

El acusado de asesinar a su novia en un piso de Alcalá de Henares (Madrid) en 2017, descuartizarla y esconder el cuerpo más de un año en un congelador ha reconocido que la mató, pero ha negado que se trate de "violencia de género o de violencia machista".

Manuel M. A. ha declarado este miércoles ante el tribunal del jurado conformado este martes en la Audiencia Provincial de Madrid acusado de asesinar a Daría O. L., de 22 años, hechos por los que la Fiscalía pide para él 20 años de prisión por asesinato con la agravante de parentesco y género, profanación de cadáveres y estafa.

Foto: Agentes de la Policía se personan en el lugar de los hechos. (EFE)

El acusado ha intentado responsabilizar a la víctima de la agresión y ha relatado que ella lo atacó con un cuchillo en medio de una discusión cuando la joven había fumado marihuana y él había bebido y se había drogado. Todo ello días después de que la mujer le dijera que se iba a ir de casa. Según su relato, pelearon y cuando ella le iba a clavar un cuchillo, él se lo quitó y se lo clavó en el omóplato. "Si no, ella me lo habría clavado a mí", ha asegurado.

Después —siempre según la versión que ha defendido ante el jurado— entró en "shock" y pensó en suicidarse y en entregarse, pero lo que hizo fue seguir bebiendo y drogándose durante varios días, meter el cadáver en un congelador que encontró en la calle, para lo cual tuvo que trocearlo.

Fiscalía pide para él 20 años de prisión por asesinato con la agravante de parentesco y género, profanación de cadáveres y estafa

Luego limpió todo, incluidas las paredes, y siguió con su vida y su trabajo en un bar, donde hacía unas horas extras. Allí fue donde la Policía fue a buscarlo un año después para que les acompañara a registrar su vivienda, momento en el que supo que le habían pillado.

El caso es que —según su versión— cuando se percató de que los policías no estaban custodiándolo decidió irse a Madrid, otra vez con ánimo de suicidarse, pero tampoco en esta ocasión fue capaz.

Al final fue detenido, cuando ya estaba "muy agotado", ha dicho al jurado, al que ha asegurado que no mató a Daría voluntariamente, pues "nunca le haría daño a un ser humano", y que lo que pasó es que "desgraciadamente se perdió una vida humana" sin que se trate "ni de violencia de género ni de violencia machista" porque él nunca maltrató a una mujer.

Jurado Audiencia Provincial de Madrid Marihuana Agresión Cannabis Delincuencia Alcalá de Henares
El redactor recomienda