Un oso ataca a una mujer de 75 años en Asturias y trata de llevársela a rastras
  1. Sucesos
TIENE LA CADERA ROTA

Un oso ataca a una mujer de 75 años en Asturias y trata de llevársela a rastras

La actuación de sus acompañantes, que lograron ahuyentarlo con sus gritos, evitó que el plantígrado se la pudiera llevar

Foto: El oso se levantó sobre sus patas traseras y atacó a la mujer. (EFE / J.L. Cereijido)
El oso se levantó sobre sus patas traseras y atacó a la mujer. (EFE / J.L. Cereijido)

C.S. es una mujer de 75 años que vive en Sonande, una pequeña localidad de apenas 30 habitantes perteneciente al Ayuntamiento de Cangas del Narcea, en Asturias. Cada día cena temprano y, a continuación, sale a dar un paseo con su familia por los alrededores de su casa. Sin embargo, el de este domingo ha estado a punto de ser el último de su vida.

La mujer fue atacada por un oso justo en el momento de girar en una de las curvas de la vía por las que caminaban. El plantígrado dio un zarpazo en la cara a la víctima y la arrastró algunos metros con la intención de llevársela a algún lugar más tranquilo. La rápida intervención de sus acompañantes, que ahuyentaron al animal, fue vital.

Foto: El oso tuvo que ser abatido porque representaba un peligro para la seguridad (Foto: Sheriff Condado de Washington)

Los testigos explican a 'El Comercio' que el animal se levantó sobre sus dos patas traseras y que, de no haber sido por los gritos de los acompañantes de la víctima, el encuentro podría haber sido fatal. El ataque del oso provocó la rotura de la cadera de la mujer, así como heridas en la cara, pero, afortunadamente, no se teme por su vida.

En busca del oso

La mujer fue trasladada al Hospital Carmen y Severo Ochoa de Cangas del Narcea. Los médicos de urgencia confirmaron que tenía la cadera rota, pero su situación no era crítica. Sin embargo, las heridas que sufrió en la cara provocaron que se planteara su traslado a la Unidad de Maxilofacial del Hospital Universitario Central de Asturias, en Oviedo.

El oso dio un zarpazo a la mujer y trató de arrastrarla hacia un lugar más tranquilo

Mientras, miembros de la Patrulla Oso de la guardería de Medio Rural del Principado de Asturias y del Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil están intentando localizar al ejemplar de oso pardo. En caso de que se compruebe su agresividad, será extraído de la zona.

El alcalde de Cangas del Narcea, José Víctor Rodríguez, señala que se trata de "una circunstancia excepcional", pero ha recordado que el oso "no es una especie doméstica sino un animal salvaje y eso conlleva un cierto riesgo".

Habitualmente, los osos huyen cuando detectan la presencia de humanos, pero el incremento del número de ejemplares de esta especie protegida hace que se acerquen cada vez más a zonas pobladas en busca de alimento. "Eso supone un riesgo de seguridad" que requiere que entre todas las administraciones se adopten medidas para alejarlos de los pueblos.

placeholder El oso pardo sigue estando en peligro de extinción (EFE/J.L. Cereijido)
El oso pardo sigue estando en peligro de extinción (EFE/J.L. Cereijido)

Rodríguez ha señalado que desde principios del mes de mayo se habían difundido varios vídeos de un oso caminando por algunos de los pueblos de la comarca donde se registró el ataque, ubicada en el suroccidente de Asturias. Este territorio acoge a la subpoblación occidental de oso de la Cordillera Cantábrica, cifrada según los últimos datos en unos 280 ejemplares.

El oso pardo está declarado especie protegida desde 1973 y, pese al incremento del número de ejemplares, continúa en peligro de extinción en España, donde en los últimos años han aumentado las quejas de los ganaderos por los ataques sufridos por sus cabañas.

Asturias Sucesos
El redactor recomienda