A los detenidos por matar al repartidor en se les buscaba por poner hilo para provocar caídas
  1. Sucesos
el repartidor de Oyón

A los detenidos por matar al repartidor en se les buscaba por poner hilo para provocar caídas

Algunos de los seis detenidos por matar a golpes a un repartidor en Logroño estaban siendo investigados por colocar hilos en plena calle para provocar caídas

Foto: Foto: Ayuntamiento de Logroño
Foto: Ayuntamiento de Logroño

Un repartidor de comida rápida, de 34 años y nacido en Oyón (Álava) , se encontraba el pasado 6 de abril en un aparcamiento de Revellín, en el Casco Antiguo de Logroño, cuando fue abatido a golpes por un grupo de seis jóvenes que le habían pedido un cigarrillo. Horas después, abandonado por sus agresores en el suelo, falleció a causa de las heridas. En un principio, la Brigada Provincial de la Policía Judicial concluyó que la víctima fue elegida por los atacantes al azar, sin motivo aparente, pero este jueves se ha hecho público que algunos de los arrestados por este crimen fueron investigados en el pasado por poner hilo para provocar caídas entre los ciclistas, según ha confirmado el consistorio logroñés.

Aquel mismo día, el Ayuntamiento de Logroño informó a través de una nota de prensa de que la Policía Local de Logroño investigaba a cuatro jóvenes, de entre 20 y 26 años, por un delito contra la seguridad vial por colocar hilo de pescar entre los árboles y las farolas de los caminos del parque del Ebro con la intención de provocar la caída de ciclistas. Este jueves se confirma que varios de esos investigados (no se concreta número) fueron detenidos, días después, por su participación en el presunto crimen del repartidor de Oyón de 34 años.

Los hechos

Tal y como confirmaron las fuentes policiales hace una semana, los hechos ocurrieron cuando la víctima se encontraba —la noche del 6 de abril de 2021— apoyada en un murete del parking de Revellín, "en el que circunstancialmente se topa con un grupo de seis jóvenes, los cuales se le acercaron y uno de los varones le pidió a la víctima un cigarro, momento en que ante la negativa de la víctima de hacerle entrega del mismo, comienza la discusión la cual desemboca en una agresión brutal".

Acto seguido, los agresores abandonan el lugar, llegando a la altura del frontón, cuando uno de los varones les manifiesta al grupo que "quiere volver otra vez para quitarle todo lo que lleva encima", contestando las dos menores "sí, sí vamos a quitarle todo lo que lleve", volviendo de nuevo todos los integrantes del grupo al lugar. Es en ese momento cuando, presuntamente, aprovechan para sustraerle diferentes pertenencias, entre ellas, la cazadora que portaba, la cartera, el teléfono móvil y la bicicleta, no sin antes propinarle de nuevo sucesivas patadas y puñetazos.

Se da la circunstancia de que cuando se alejaban del lugar y debido al estado de alarma por la pandemia en la que estamos inmersos, y en pleno "toque de queda" los autores aprovecharon estas circunstancias así como el lugar donde se produjeron los hechos, poco transitado, para facilitar su acción "ya que difícilmente podrían ser sorprendidos por ningún viandante", afirman las fuentes policiales.

Y es el día siguiente alrededor de las 7:30 horas cuando un vecino que se encontraba paseando a su perro descubre a la víctima tendida en el suelo, inconsciente, observando que presenta abundante sangre en la cabeza así como en las manos por lo que realiza una llamada al Servicio de Emergencias 112, acudiendo una patrulla de la Policía Local de Logroño hasta el lugar y solicitan asistencia médica urgente, acudiendo dos ambulancias al lugar para acto seguido trasladar a la víctima al hospital San Pedro, quedando ingresada en el mismo.

El día 7 de abril, miércoles, a las 10:30 horas los Agentes pertenecientes a la Brigada Provincial de Policía Judicial de esta Jefatura fueron requeridos por el Área de Urgencias del hospital San Pedro para poner en conocimiento que un paciente se hallaba ingresado en estado crítico, y que el mismo carecía de cualquier tipo de documentación, por lo que solicitaban la plena identificación del mismo con el objeto de contactar con los familiares, trasladándose hasta el hospital, agentes pertenecientes al Grupo de Homicidios y expertos de la Brigada Provincial de Científica, quienes identificaron al varón, iniciando una investigación.

Sucesos
El redactor recomienda