Sangre, grilletes y un chaleco reflectante: las pistas del crimen de Oza que incriminan al sospechoso
  1. Sucesos
¿cuál fue el móvil?

Sangre, grilletes y un chaleco reflectante: las pistas del crimen de Oza que incriminan al sospechoso

Una mujer aparece muerta con un disparo. A solo unos metros, hallan a un hombre ensangrentado que llevaba un chaleco reflectante y con un pie lesionado; al preguntar por la víctima, el hombre entra en parada y las sospechas se acentúan

placeholder Foto: El escenario del crimen de Oza. Foto: Efe
El escenario del crimen de Oza. Foto: Efe

Sobre las siete de la tarde del pasado viernes, el Centro Operativo Complejo (COC) de la Comandancia de la Guardia Civil de A Coruña recibió una escalofriante llamada de alerta. Al parecer, habían encontrado a una mujer que se encontraba "inmóvil" en su domicilio del municipio de Oza-Cesuras. Cuando los agentes se personaron en el lugar comprobaron que la mujer, rodeada por un charco de sangre, ya no respiraba y que su cuerpo presentaba signos de violencia, concretamente, una herida de bala en la nuca. Tras certificar la muerte de la mujer, los agentes tomaron declaración a los vecinos de la zona y, entre ellos, encontraron a un testigo que aseguraba haber visto a alguien salir de la casa de la fallecida a un hombre que llevaba puesto un chaleco reflectante.

Inmediatamente después, los agentes se pusieron a buscar al sospechoso que, según la descripción aportada por el vecino, era "de complexión gruesa" y había "salido de forma apresurada de la vivienda" por la zona de Vilar de Costoia, en la parroquia de Porzomillos. Menos de quince minutos después, la Guardia Civil ya había dado con el presunto responsable. Se trata de un hombre de 41 años, vecino de la localidad de Culleredo, que habían encontrado por esa misma zona y oculto entre unos matorrales.

La casa en la que hallaron a la víctima, ahora acordonada por la Guardia Civil.

Según informa Efe, cuando los agentes lo encontraron, el hombre tenía manchas de sangre en la ropa. Cuando le preguntaron, el sospechoso indicó que no se estaba escondiendo, sino que se había torcido un pie mientras paseaba y se había caído. Sin embargo, cuando las autoridades le preguntaron acerca de la mujer hallada muerta en su casa, el hombre entró en parada cardiorrespiratoria. Después, fue trasladado al hospital más cercano en calidad de detenido y escoltado por una patrulla policial.

Por qué descartaron que el móvil fuera un robo

En un primer momento, los investigadores descartaron que se tratase de un caso de violencia de género y alegaron que la hipótesis más probable es que se tratase de un robo. Según esta teoría, el supuesto ladrón habría entrado en la casa para robar. En ese momento, la víctima estaba sola, aunque vive con su hijo de dos años. De acuerdo con esta primera hipótesis, la mujer, al verse sorprendida por el asaltante pidió ayuda e intentó defenderse, por lo que acabó recibiendo un disparo; si bien el presunto homicida se dio a la fuga.

placeholder Objetos hallados en el lugar en el que dieron con el sospechoso. Foto: Efe
Objetos hallados en el lugar en el que dieron con el sospechoso. Foto: Efe

Además, muy cerca de los matorrales en los que hallaron al hasta ahora único sospechoso, también encontraron el día después de su detención un arma enterrada y oculta en una bolsa de plástico. Asimismo, hallaron un chaleco reflectante también escondido, unos grilletes, una cadena metálica de varios metros de longitud, unos candados y varios cartuchos. A unos 700 metros del domicilio de la víctima dieron con el coche del sospechoso, el cual se intervino para su análisis, siendo trasladado a dependencias de la Guardia Civil de A Coruña. Aunque el dato que hizo que los agentes desecharan definitivamente la hipótesis de un robo como móvil del crimen fue que, tras la detención del hombre, descubrieron que el detenido y la víctima se conocían.

Este martes, el detenido comparecerá ante el Juzgado número dos de Betanzos, aunque no lo hará de forma presencial, ya que aún se encuentra recuperándose en el hospital, por lo que tendrá que declarar por videollamada. En un principio estaba previsto que el hombre, a quien se imputa un delito de homicidio, prestase declaración este lunes, según indicó la Guardia Civil, pero finalmente lo hará a lo largo de esta jornada.

Sucesos Crimen
El redactor recomienda