'El Kiki' confiesa que mató al agente Arcos de la Guardia Civil: "No estaba bien por las pastillas"
  1. Sucesos
y acepta la condena

'El Kiki' confiesa que mató al agente Arcos de la Guardia Civil: "No estaba bien por las pastillas"

Fin del juicio contra el conocido delincuente después de reconocer los hechos y aceptar la condena, de común acuerdo con la Fiscalía, de 22 años y medio de prisión

Foto: 'El Kiki' afronta los hechos ante un jurado popular por matar al agente Arcos. Foto: Efe
'El Kiki' afronta los hechos ante un jurado popular por matar al agente Arcos. Foto: Efe

"Me has destrozado la vida con 25 años". Esa ha sido la voz que ha retumbado este lunes en la Audiencia Provincial de Granada, donde un hombre está siendo juzgado ante un jurado popular por el homicidio de un guardia civil en octubre de 2018. Esas palabras han sido pronunciadas por la joven hija de la víctima, el agente José Manuel Arcos, que murió al recibir un disparo de su propia arma reglamentaria durante una persecución. Aquel hombre al que seguía la pista — y apretó el gatillo — se llama J.A.M.G., conocido popularmente como 'El Kiki', y ha confesado ser el autor del crimen.

Este lunes se ha celebrado la primera sesión del juicio contra 'El Kiki', pero en realidad el proceso estaba previsto celebrarse en el mes de junio, pero debido a las dificultades provocadas por la pandemia del coronavirus, no ha sido hasta ahora cuando ha podido arrancar. La petición inicial de la Fiscalía era de imponer al procesado una pena de 27 años de prisión, sin embargo, han llegado a un acuerdo después de que J.A.M.G. haya confesado los hechos por primera vez.

"No estaba bien, no me acuerdo bien de los hechos por las pastillas, sé lo que pone en el sumario que hice", ha declarado el acusado antes de aceptar la condena. Tras este reconocimiento de culpa, el Ministerio Público ha acordado rebajar la petición de la condena a 22 años y medio de cárcel. Aunque en realidad 'El Kiki' se enfrentaba a una pena de 42 años y medio por un total de siete delitos diferentes. De esta forma, tras el acuerdo, se evita el sufrimiento que el juicio puede suponer para la familia.

La hija del guardia civil José Manuel Arcos insulta al acusado J.A.M.G., cuando es trasladado a la Audiencia de Granada. Foto: EFE
La hija del guardia civil José Manuel Arcos insulta al acusado J.A.M.G., cuando es trasladado a la Audiencia de Granada. Foto: EFE

Forcejeo en una rotonda

Los hechos por los que se le juzga ocurrieron el 15 de octubre de 2018. El agente Arcos se encontraba haciendo una ronda rutinaria junto a una compañera en La Zubia. Justo en el momento en el que ambos guardias civiles se encontraban subidos a sus coches en una rotonda de Huétor Vega (sobre las cuatro de la madrugada), pasó por su lado el acusado, subido a un coche robado.

Después de realizar una temeraria maniobra, los dos agentes decidieron emprender la persecución del sospechoso. Así, después de darle alcance, el agente Arcos logró interceptar a 'El Kiki' fuera del coche y, durante ese forcejeo, el acusado se hizo con la pistola del agente y le disparó entre el abdomen y la ingle y le provocó lesiones por las que murió poco después.

Después de efectuar el disparo, el delincuente logró huir de la zona hasta esconderse en un cortijo cercano en el que, según Granada Hoy, tuvo que forzar la entrada para acceder. A continuación, logró robar otro vehículo con el que salió del lugar. Sin embargo, la Guardia Civil ya había dado la alarma y las cámaras de tráfico pudieron capturar imágenes suyas que facilitaron su identificación y posterior arresto.

Homicidios Guardia Civil Sucesos
El redactor recomienda