Confirman la máxima pena para el hombre que degolló a la hija de 2 años de su mujer como venganza por el divorcio
  1. Sucesos
en alzira

Confirman la máxima pena para el hombre que degolló a la hija de 2 años de su mujer como venganza por el divorcio

El primer condenado a prisión permanente en C.Valenciana: un hombre que degolló a una niña y confesó el crimen por videolllamada de Whatsapp

Foto: Confirman la máxima pena para el hombre que degolló a la hija de 2 años de su mujer como venganza por el divorcio
Confirman la máxima pena para el hombre que degolló a la hija de 2 años de su mujer como venganza por el divorcio

Su caso fue sonado en la Comunidad Valenciana. Era el primer juicio de la región en el que se solicitaba la máxima pena contemplada en el Código Penal español. Y no era para menos, ya que el acusado cometió un doble perjuicio; por un lado, asesinó a sangre fría a una menor inocente y, por otro, el motivo que lo llevó a hacerlo, ya que, según concluyó el tribunal de la Audiencia de Valencia, fue un acto de venganza contra su mujer y madre de la pequeña, que quiso divorciarse de él. El juez fue claro en su sentencia, y ahora el Tribunal Supremo ha manifestado su conformidad al ratificar la condena a prisión permanente revisable para el hombre que degolló a una niña de dos años.

Los hechos ocurrieron el 12 de noviembre de 2017 en la localidad de Alzira. El acusado compartía domicilio con su pareja y la hija de ella. Esa noche, ambos tuvieron una discusión después de que la ahora exmujer le confesara a su marido que quería el divorcio. El hombre no solo no se mostró de acuerdo con este trámite sino que, además — según declaraciones de la madre recogidas por el diario local Levante —, la amenazó con hacer daño a la menor si cumplía con su deseo.

Confesó el crimen a través de WhatsApp y ante los agentes admitió el motivo: la venganza

Después de esta fuerte discusión, la mujer acostó a la niña y acudió inmediatamente a interponer una denuncia por amenazas contra su marido. Pero la mujer no llegó a pisar el suelo de la comisaría, ya que justo en ese momento recibió una videollamada de su marido: cumplió su palabra y había matado a la niña. Al relatar estos hechos, la testigo se desmayó en pleno juicio e incluso tuvo que ser atendida por personal médico. Además de en la videollamada, el ahora condenado confesó el crimen ante los agentes cuando acudieron en su busca y afirmó que lo había hecho para vengarse de su mujer.

Por estos hechos, la Audiencia de Valencia confirmó la pena de prisión permanente revisable para el asesino confeso, a pesar de que su defensa trató de conseguir la agravante de enajenación mental al alegar que el acusado sufría un trastorno que le impidió actuar con claridad. Sin embargo, en la sentencia confirmada por el Supremo queda acreditado que cuando cometió el crimen "no presentaba enfermedad que alterara sus facultades intelectivas y volitivas". Asimismo, acredita que de ningún modo ha quedado acreditado que el acusado sufría una "enfermedad psíquica con afectación de sus facultades mentales", aunque sí es cierto que, a los 19 meses de entrar en la cárcel se le diagnosticó una esquizofrenia paranoide, pero no fue así en el momento de los hechos. Por todo ello, el Tribunal del Jurado de la Audiencia Provincial de Valencia le atribuyó un delito de asesinato, con la agravante de parentesco, y un delito de lesiones por el sufrimiento que causó a su pareja y madre de la pequeña.

Asesinatos Sucesos
El redactor recomienda