La Policía de Albal rescata a un perro que había sido encerrado en un saco y abandonado
  1. Sucesos
necesitará una operación

La Policía de Albal rescata a un perro que había sido encerrado en un saco y abandonado

El animal, al que la protectora que lo acoge ha llamado Max, sufría una fuerte anemia y ha requerido de una transfusión de sangre y de otra de plasma

placeholder Foto: La Policía Local durante el rescate de Max. (El Rebrot de la Vida - FB)
La Policía Local durante el rescate de Max. (El Rebrot de la Vida - FB)

La Policía Local de Albal (Valencia) rescató el pasado domingo a un perro que se encontraba abandonado en un solar de la localidad y encerrado en un saco de plástico, de los que se suelen utilizar en las obras, atado con una cuerda, tal y como recoge el Levante-emv.

El animal, a cuyo dueño está tratando de encontrar el Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil, se encontraba al límite de sus fuerzas en el momento del rescate. No podía caminar y, según han informado desde la protectora El Rebrot de la Vida de Catarroja, que ha acogido al perro a la espera de que se recupere, Max —cómo se le ha bautizado— sufría una fuerte anemia y ha requerido de una transfusión de sangre y de otra de plasma.

Además, desde esta asociación han informado de que el can tiene un tumor en la mandíbula con miasis operable, lo que requerirá que pase por el quirófano una vez se haya recuperado del daño causado por el encierro en la bolsa y los que pudiera haber sufrido con anterioridad.

Por ahora, la protectora está tratando de recabar fondos para financiar el tratamiento sanitario del animal, para lo que ha abierto una cuenta bancaria a través de la que acepta donativos, a la vez que difunde imágenes del perrito con la intención de encontrar pistas sobre su dueño Max no llevaba ni collar ni chip de identificación.

Restos de otro perro muerto

Un equipo de voluntarios que se encargaba el domingo de la limpieza de un solar situado ente el camino de la Foia y el polígono Br del Vicri, fueron quienes, según recoge el medio valenciano, encontraron a Max encerrado en el saco plástico. Estos dieron la voz de alarma tras escuchar unos gemidos extraños procedentes de la bolsa plástica y rápidamente la Policía Local y el Seprona acudieron a la zona para proceder al rescate.

Sin embargo, Max no fueron lo único que encontraron. En la zona los agentes hallaron también restos de otro perro muerto, por lo que la Policía mantiene abierta una investigación en la que se tiene en cuenta también este hecho.

Abandono de perros Perro
El redactor recomienda