El hombre más buscado de Luxemburgo por un crimen de 1999 es detenido en Huelva
  1. Sucesos
objetivo prioritario en europol

El hombre más buscado de Luxemburgo por un crimen de 1999 es detenido en Huelva

Entró en la casa de una mujer para robarle, la mató con un martillo y prendió fuego al cuerpo; convirtiéndose en uno de los fugitivos más perseguidos de Europa

Foto: Agentes de la Policía Nacional conducen al fugitivo a la comisaría. Foto: Policía Nacinal
Agentes de la Policía Nacional conducen al fugitivo a la comisaría. Foto: Policía Nacinal

Era el hombre más buscado de todo Luxemburgo y figuraba como uno de los objetivos prioritarios en la lista de la Europol por un asesinato que presuntamente cometió allá por 1999, cuando el fugitivo tenía solo 18 años. Se le acusa no solo de matar a una mujer sino también de tratar de ocultar el crimen convirtiendo el cuerpo, y prueba del delito, en cenizas. Ahora, gracias a la colaboración de los ciudadanos, las autoridades españolas han podido capturarle en la localidad de Punta Umbría, en Huelva.

Tras años siguiéndole la pista, la Policía Nacional ha logrado detener en Huelva a uno de los fugitivos más perseguidos en Europa y objetivo de Europol al constar en el listado 'European Most Wanted'. La misión ha sido cerrada gracias a la información cedida por un ciudadano español en la plataforma del organismo europeo.

Después de recibir el aviso de que el fugitivo podría llevar varios años oculto en Punta Umbría, las autoridades lo investigaron y los agentes especializados en localización dieron con el supuesto domicilio del criminal, donde acudieron para proceder a su detención.

Un robo que no salió bien

El varón arrestado, sobre el que pesaba una Orden Europea de Detención y Entrega está acusado de asesinar a golpes a una mujer de 70 años en 1999 en Luxemburgo. El joven, de 18 años en el momento de los hechos, entró por la fuerza en la vivienda de la víctima con la intención de robarle y, cuando esta lo sorprendió, ambos iniciaron un forcejeo hasta que, finalmente, el detenido la golpeo varias veces en la cabeza con un martillo, causándole la muerte.

Cuando comprobó que la mujer ya no respiraba, el ladrón quiso deshacerse del cuerpo para ocultar así el crimen, y prendió fuego a la mujer después de rociarle alcohol por encima.

Asesinatos Policía Nacional Sucesos
El redactor recomienda