Pruebas de ADN confirmarían la muerte de Dana Leonte tras el análisis de otros huesos
  1. Sucesos
a falta del cotejo de más restos óseos

Pruebas de ADN confirmarían la muerte de Dana Leonte tras el análisis de otros huesos

Según publica el diario malagueño 'SUR', los análisis de parte de los restos óseos encontrados en octubre de 2019 determinan que hay más huesos que pertenecen a Dana Leonte

Foto: Las pruebas de ADN de los restos óseos encontrados demuestra que los huesos pertenecen a Dana Leonte
Las pruebas de ADN de los restos óseos encontrados demuestra que los huesos pertenecen a Dana Leonte

La investigación acerca de la desaparición de Dana Leonte, la joven rumana de 31 años a la que se perdió el rastro el 12 de junio de 2019 en la localidad malagueña de Arenas, donde residía con su pareja, Sergio Ruiz —con quien tenía un hijo en común y a quien se considera el principal sospechoso de su desaparición, razón por la cual sigue en prisión— ha dado un giro al poderse cotejar con pruebas de ADN que los restos óseos encontrados en las batidas efectuadas hasta la fecha pertenecerían a Dana Leonte, según la información que ha publicado este viernes, 12 de junio, el diario local 'SUR'.

De acuerdo con el diario malagueño, las autoridades que intervienen en la investigación consideran que la joven desaparecida hace un año está muerta basándose en el hallazgo de un fémur en septiembre de 2019 en una zona de campo durante las labores de búsqueda, a unos kilómetros de la vivienda familiar. El hueso, que tras los análisis pertinentes en el Instituto de Medicina Legal de Málaga se demostró que correspondía a Leonte, precipitó el arresto de Ruiz en septiembre de 2019. La evidencia de otros elementos de la investigación, como el posicionamiento del teléfono del investigado, también fue clave en la detección del sospechoso.

Además del fémur, en octubre del año pasado se encontraron más restos óseos durante una batida que se realizaba en la periferia del término municipal, entre los que se encontraron varias vértebras. Aunque aún falta un cotejo definitivo de los indicios hallados en la última batida sobre el terreno, las pruebas de ADN realizadas hasta la fecha en los laboratorios de la Guardia han confirmado que los huesos encontrados pertenecen a la desaparecida. Se trata de varios huesos correspondientes con extremidades o la columna. Tal y como informa el diario 'SUR', ninguno de ellos aclara las circunstancias exactas en las que murió Dana Leonte. No obstante, el Servicio de Criminalística de la Guardia Civil aún tiene que cotejar dos restos óseos que se detectaron en la última batida, en una zona a varios kilómetros de los primeros espacios en los que se hallaron indicios.

El principal sospechoso del caso, Sergio Ruiz, sigue a día de hoy en prisión al no haber podido reunir los 25.000 euros de fianza tras la decisión que tomó la Audiencia Provincial de Málaga en febrero de 2020, cuando se determinó que el detenido podía acceder a la libertad condicional al no tener seguridad sobre la autoría de la muerte. Las labores de investigación continúan abiertas y se espera poder retomarlas lo antes posible tras la paralización de las jornadas de trabajo que supuso el decreto del estado de alarma en España debido a la epidemia del coronavirus.

ADN
El redactor recomienda