¿Quién es el 'Rambo de Requena'? El fugitivo arrestado por la Guardia Civil tras herir a un agente
  1. Sucesos
detenido tras el robo de un coche

¿Quién es el 'Rambo de Requena'? El fugitivo arrestado por la Guardia Civil tras herir a un agente

Después de llevar semanas buscándolo, la Guardia Civil consiguió localizarle en Andorra, Teruel después de herir a un agente del cuerpo en un tiroteo tras el robo de un coche

Foto: Dispositivo de búsqueda de la Guardia Civil para localizar al 'Rambo de Requena'. Foto: Efe
Dispositivo de búsqueda de la Guardia Civil para localizar al 'Rambo de Requena'. Foto: Efe

​​El paradero de uno de los delincuentes más buscados por la Guardia Civil de Valencia se ha precipitado después del robo de un coche este lunes, 8 de junio, en El Castellar (Teruel), un acto delectivo que ha desembocado en un tiroteo con la Benemérita en la localidad de Muniesa, ya que al recibir el fugitivo, más conocido como el 'Rambo de Requena' —por su historial de delitos en la localidad valenciana—, el alto del cuerpo en un control, abrió fuego con una escopeta contra uno de los agentes, que evoluciona favorablemente en el Hospital Miguel Servet de Zaragoza, a donde fue evacuado en helicóptero tras recibir el impacto.

Fue el propio alcalde de Muniesa, José Luis Iranzo, quien señaló este lunes que la persona que había realizado los disparos contra la Guardia Civil podría tratarse del 'Rambo de Requena', un fugitivo del que hasta la fecha no había trascendido su identidad y que finalmente fue arrestado, tras un gran despliegue de búsqueda, en la localidad turolense de Andorra, donde al parecer tuvo un percance con el vehículo sustraído y robó otro a punta de pistola. Tras un intenso operativo, el 'Rambo de Requena' fue localizado a unos tres kilómetros del lugar del incidente, en un paraje a las afueras, y "debido a la especial situación de riesgo" la Guardia Civil abatió al fugitivo en torno a las 18:00 horas del lunes, según explicó el alcalde de Andorra y recoge Efe.

El delincuente, del que se ha podido saber en esta ocasión su nombre, Pedro Lozano Jiménez, se encuentra también hospitalizado en el mismo centro que el agente herido, concretamente en un planta reservada para presos y detenidos. Según el 'Diario de Teruel' su estado es grave, pero fuentes de la Benemérita consultadas por Europa Press indican que también responde adecuadamente al tratamiento. Cuando mejore de su herida, se le tomará declaración y después pasará a disposición judicial y se tendrá que enfrentar a su amplio historial delictivo, ya que su 'modus operandi' ha consistido en entrar en viviendas no habitadas, sustraer comida y robar vehículos bajo violencia e intimidación para abandonarlos o estrellarlos.

Hasta la fecha, se desconocía la identidad del delincuente. Sólo se sabía que rondaba los 40 años, tenía rostro delgado y nariz pronunciada, con tez y pelo morenos, era de complexión delgada y medía entre 1,70 y 1,80 metros de estatura. Esto es lo que se conocía hasta el momento sobre el perfil del criminal que ha movido en las últimas semanas a más de una treintena de agentes de la Guardia Civil de Valencia, cuyo objetivo era dar con el paradero del fugitivo. La última vez que fue visto antes de su arresto en Teruel llevaba puesta una sudadera blanca y pantalón oscuro, se sabía que hablaba castellano y que estaba acusado de varios delitos. El nombre real lo desconocían, pero sí sabían que el asaltante se hacía llamar el 'Rambo de Requena'.

Durante varias semanas de búsqueda, la Benemérita desplgó varios efectivos para seguir la pista del fugitivo, con patrullas con canes especializados, la Usecic y las GAR (Grupo de Acción Rápida), un helicóptero e, incluso, drones, además de colaborar con agentes locales. Sin embargo, la búsqueda no dio resultados y las autoridades solicitaron la ayuda ciudadana. En este sentido, los agentes pidieron que, en caso de tener cualquier tipo de información acerca de Pedro Lozano o haber sufrido algún tipo de atraco últimamente, llamasen al 062 o informaran a través de la aplicación Alertcops. En caso de toparse con él, los agentes advertían a la población que lo mejor era evitar "cualquier enfrentamiento con él, ya que puede ser que lleve una escopeta, y avisar lo más rápido posible a la Guardia Civil", según dictaba el comunicado recogido por Efe.

Foto: Efe
Foto: Efe

Pero, ¿por qué buscaba la Guardia Civil a el 'Rambo de Requena'? El pasado 25 de febrero, antes del confinamiento del país por el estado de alarma durante la crisis del coronavirus, las autoridades recibieron la alerta de que se había producido la ocupación ilegal de una vivienda en la pedanía de Requena (municipio perteneciente a la provincia de Valencia), denominada Los Cojos. A partir de ahí, los agentes lo tuvieron en su punto de mira.

Pero fue a finales de mayo cuando las autoridades vieron más cerca su objetivo cuando tuvieron conocimiento de que un hombre, cuya identidad se desconocía en aquel momento, había robado un vehículo de forma violenta en la carretera que une la localidad valenciana de Chelva con la villa de La Yesa. A quien sí encontraron fue a una supuesta víctima que trató de evitar el robo: un hombre de 38 años de edad que presentaba un traumatismo abdominal al volcar un coche en la A-3. Según informó el Centro de Información y Coordinación de Urgencias (Cicu), el siniestro se produjo sobre las 11:15 horas.

Una vez recuperado del 'shock', el hombre declaró al diario Las Provincias que el sospechoso le amenazó con una escopeta para robarle su Land Rover rojo y llegó disparar contra él con balas de fogueo, aunque no llegó a herirle. Según las pesquisas policiales, solo unos minutos después del atraco, estrelló el coche pero no hallaron ni rastro del ladrón. Al parecer, la manera de actuar del conocido como el 'Rambo de Requena' consistía en acceder a viviendas deshabitadas, hacerse con la comida que encontrase y robar vehículos bajo violencia e intimidación para abandonarlos o estrellarlos.

Según relataron algunos vecinos a los agentes, llevaban semanas pensando que alguien estaba entrando en las casas, por lo que la Guardia Civil procedió entonces al registro de algunos de sus domicilios. Gracias a esto, consiguieron hallar sus huellas dactilares, aunque no dieron con antecedentes penales en su historial, la policía le atribuye una oleada de robos en las comarcas de la Plana Utiel-Requena, la Hoya de Buñol y los Serranos, recoge el diario local.

Guardia Civil Robos Sucesos