tras la muerte de cecil

Zimbabue denuncia a otro médico de EEUU por la caza futiva de elefantes y otro león

El país africano ha detenido a un ciudadano suyo, Headman Sibanda, acusado de dirigir la cacería ilegal en la que murió este segundo felino el pasado 2 de julio

Foto: El médico estadounidense, Jan Casimir Seski, posa con un hipopótamo. (Facebook)
El médico estadounidense, Jan Casimir Seski, posa con un hipopótamo. (Facebook)

La muerte del león Cecil descubrió al mundo que la práctica de la caza furtiva es mucho más habitual de lo que se cree. Leones, elefantes, antílopes, ñus... algunos de los animales más majestuosos y bellos de la Sabana son considerados trofeos por algunos miembros de la sociedad occidental. 

Era el caso de Walter Palmer, el asesino de Cecil tal y como publicó 'El Confidencial'. Y es el caso de otro acaudalado médico estadounidense, Jan Casimir Seski, oncólogo y ginecólogo de Pittsburgh.

Las autoridades de Zimbaue le denunciaron este domingo tras abadir a un león con un arco y una flecha en una cacería ilegal hace varios meses. Sin embargo, basta con entrar en su página de Facebook para ver que este león no fue su única víctima. En ella aparece retratado con jirafas, hipopótamos, avestruces... toda clase de criaturas.

Zimbabue ha detenido a un ciudadano suyo, Headman Sibanda, acusado de dirigir la cacería ilegal en la que murió este segundo felino el pasado 2 de julio,  según informó este fin de semana la Autoridad de los Parques y Vida Salvaje de Zimbabue (ZPWMA, en sus siglas inglesas).

"Se ha detenido a Headman Sibanda, acusado de violar las regulaciones de caza, al cazar sin permiso en su granja (Railway Farm 31). También es el dueño de Nyala Safaris, que organizó la cacería", según dijo el organismo en un comunicado.

El gobierno investiga a los furtivos

El organismo que regula los parques naturales en Zimbabue comenzó a investigar este nuevo caso de caza furtiva tras conocerse que uno de los felinos más conocidos del país africano había muerto a manos de un dentista estadounidense, que pagó unos 50.000 euros por participar en una cacería ilegal.

El estadounidense Walter James Palmer ha admitido que mató a Cecil en una cacería nocturna organizada el pasado 1 de julio en el Parque Nacional de Hwange. Palmer, no obstante, ha afirmado actuar convencido de que la cacería en la que participó era legal y que contaba con "todos los permisos" necesarios.

Han pedido su extradición

El león Cecil, de 13 años de edad, fue atraído con una presa amarrada a un vehículo como cebo para abatirlo fuera del parque, de modo que técnicamente ya no era ilegal cazarlo, según la Fuerza Especial para la Conservación de Zimbabue (ZCTF, en inglés).

"Que yo sepa, todo lo relacionado con el viaje fue legal y adecuadamente gestionado y conducido", indicó Palmer, dentista de profesión y residente en Minesota. El Gobierno de Zimbabue ha solicitado a Estados Unidos la extradición de Palmer, cuya cacería fue conocida cuando ya había abandonado el país africano.

Redes Sociales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios