Un bosque ecológico para enterrar las cenizas de tus seres queridos
  1. Sociedad
a 30 minutos de Madrid

Un bosque ecológico para enterrar las cenizas de tus seres queridos

Hoy surgen nuevas iniciativas que pretenden dar respuesta a la demanda de una sociedad que evoluciona en su forma de entender la pérdida y el duelo. Recordarium nace con ese propósito

Foto: Un bosque ecológico en Madrid para depositar las cenizas de un ser querido y plantar un árbol en su recuerdo. (Foto: cortesía)
Un bosque ecológico en Madrid para depositar las cenizas de un ser querido y plantar un árbol en su recuerdo. (Foto: cortesía)

Disfrutar del descanso eterno suena a eufemismo, pero lo cierto es que la manera en la que buscamos ser recordados ha cambiado y, con ella, lo hacen también las alternativas para dar una última despedida a nuestros seres queridos. Frente a las ceremonias de antaño, hoy surgen nuevas iniciativas que pretenden dar respuesta a la demanda de una sociedad que evoluciona en su forma de entender la pérdida, el duelo y el recuerdo de quienes ya no están.

“Nuestras vidas son los ríos que van a dar al mar, que es el morir; allí van los señoríos derechos a se acabar”. Lo escribía Jorge Manrique hace ya siglos en las míticas 'Coplas por la muerte de su padre', una evocación como tantas otras, que ya vinculaba la muerte con la naturaleza. Pero el ciclo vital no tiene por qué terminar con ese último viaje. Es ahí donde radica la importancia de encontrar nuevas fórmulas que atiendan a ese despertar que ha colocado a España entre los 20 países con una mayor tasa incremental de incineraciones. Según las cifras del Instituto Nacional de Estadística (INE) y la Asociación Nacional de Servicios Funerarios (Panasef), la media de incinerados en 2025 podría alcanzar el 65% lo que, en la práctica, se traduce en un incremento del 56%.

En este contexto, la idea de volver a la naturaleza contribuyendo a construir un mundo mejor da lugar a iniciativas como la de Recordarium, que según afirman, es el primer bosque ecológico en nuestro país para depositar las cenizas de un ser querido, plantar un árbol en su recuerdo y celebrar la ceremonia de despedida conforme a sus deseos y creencias. La propuesta llega de la mano de cuatro emprendedores españoles que han hecho del tándem ecología y tecnología, una fórmula que permite ofrecer una alternativa para que el proceso de duelo siga su curso con independencia de cuestiones como la religiosidad o la espiritualidad.

Un entorno natural de 15 hectáreas

A escasos 30 minutos del centro de la capital, se extienden las 15 hectáreas que dan vida a 'El Bosque del Recuerdo'. En este paraje natural es posible enterrar o esparcir las cenizas de nuestros seres queridos, dentro del marco legal vigente. Más de 15 especies de árboles autóctonos, entre los que se encuentran olivos, olmos o sauces, dan vida a este particular jardín del Edén terrenal en el que, además, es posible elegir la envergadura del ejemplar junto al que reposarán las cenizas; siempre, eso sí, con urnas biodegradables. Además, también es posible esparcir las cenizas por lagos, campos de lavanda, viñedos o una campiña. Emplazamientos que ya los antiguos egipcios reconocían como escenario ceremonial.

placeholder A escasos 30 minutos del centro de la capital, se extienden las 15 hectáreas que dan vida a 'El Bosque del Recuerdo'. (Foto: cortesía)
A escasos 30 minutos del centro de la capital, se extienden las 15 hectáreas que dan vida a 'El Bosque del Recuerdo'. (Foto: cortesía)

Pese al dolor que acompaña la pérdida, cada ceremonia es un momento único y personal, por lo que a la idea de un último viaje en connivencia con la naturaleza, se une el respeto a los deseos de cada familiar: "Tengo una sobrina que es cantante, me gustaría que tocase con su grupo a los pies del árbol"; "Mi abuela bebía una copa de vino tinto a diario, ¿podemos brindar a sus pies?"; "Mi padre adoraba la salve rociera, ¿podríamos cantarla tras bendecir el árbol con un responso católico?".

"La libertad para cincelar cada detalle es absoluta. Este bosque es un lugar casi mágico donde todo cabe. Desde tomar una copa de vino mientras escuchas la canción favorita de tu ser querido, hasta lanzar farolillos al aire mientras tus familiares siguen la ceremonia a miles de kilómetros de distancia por 'streaming'", reconocen desde la compañía.

placeholder El árbol elegido es geolocalizado y gracias a sus coordenadas certificadas se puede hacer un seguimiento digital. (Foto: cortesía)
El árbol elegido es geolocalizado y gracias a sus coordenadas certificadas se puede hacer un seguimiento digital. (Foto: cortesía)

Una vez plantado y realizada la ceremonia, el árbol elegido es geolocalizado y gracias a sus coordenadas certificadas se puede hacer un seguimiento digital. Como si de un panteón en la naturaleza se tratara, cada ejemplar puede albergar a diez familiares que suman hasta 20 en el caso de árboles singulares o centenarios. Cabe incluso la posibilidad de hacer la reserva del árbol en vida algo que, en la práctica, facilita el trance a los familiares tras el fallecimiento.

Con la ecología y la sostenibilidad como base de toda celebración, la tecnología se funde con el medio natural proponiendo un último adiós que supone reconectar con la naturaleza. Proyectos como el de Recordarium se perfilan como la alternativa ecológica para pervivir en el recuerdo sin dejar de formar parte del ciclo de la vida.

ECBrands