Morales (Grupo IFA): "La proximidad emocional no la consiguen aún los algoritmos"
  1. Sociedad
directivos por la economía circular

Morales (Grupo IFA): "La proximidad emocional no la consiguen aún los algoritmos"

Hablamos con Juan Manuel Morales, director general de Grupo IFA, sobre los desafíos de un sector cada vez más digital y sostenible

placeholder Foto:  Juan Manuel Morales, director general de Grupo IFA.
Juan Manuel Morales, director general de Grupo IFA.

Grupo IFA es uno de los distribuidores de alimentación con mayor presencia en el sur de Europa. Con una superficie comercial de casi siete millones de metros cuadrados en España, Portugal e Italia, en el contexto nacional cuenta con una red de más 6.300 establecimientos con la que da cobertura al 82% de la población a través de sus empresas asociadas, entre las que se encuentran las principales cadenas de supermercados regionales. El reto de la compañía, que lleva más de cinco décadas apostando por la proximidad, está centrada ahora en adaptarse con rapidez a los cambios que traen las nuevas tendencias y hábitos de los consumidores sin perder la cercanía.

Hablamos con Juan Manuel Morales, director general de Grupo IFA, en el ciclo de encuentros ‘Directivos por la economía circular’, sobre los desafíos de un sector cada vez más digital y sostenible.

PREGUNTA. La conservación del medioambiente es un esfuerzo común. ¿Qué hábitos sostenibles realiza usted a título personal en su día a día?

RESPUESTA. En primer lugar, querría destacar la separación de los residuos que generamos en mi casa, algo que considero indispensable y que hemos inculcado también a nuestros hijos. Además, el hecho de trabajar en la distribución alimentaria ha influido en algunos de mis hábitos sostenibles. Por ejemplo, las recetas de aprovechamiento que publicamos desde hace años en la web Hay Cosas muy Nuestras son también una buena referencia para evitar el desperdicio alimentario en casa. Y como soy una persona muy aficionada al deporte, trato de ir caminando o corriendo en las gestiones diarias que no requieran necesariamente el uso del coche.

P. ¿Cómo valora la implicación de los españoles en el cuidado del medioambiente a través de la incorporación de hábitos como el reciclaje?

R. Creo que la evolución de los españoles en esta materia ha sido enorme en los últimos 20 años. A esto ayuda la accesibilidad que ya tenemos a los contenedores de separación de residuos en todo el territorio nacional. El medioambiente es un tema que, a diferencia de otros, genera mucho consenso entre los ciudadanos. Ipsos realizó una encuesta el año pasado en la que el 77% de los españoles esperaba que se convirtiera en una prioridad en el plan de recuperación del Gobierno tras la crisis sanitaria. Además, en nuestro sector vemos claramente que el consumidor actual está cada día más preocupado por lo que come y quiere una alimentación saludable basada en los frescos. Esto es una ventaja para nuestra compañía porque contamos con una materia prima de máxima calidad y proximidad y, por lo tanto, más sostenible. En nuestras tiendas los consumidores pueden comprar frescos que no han tenido que recorrer grandes distancias para llegar al punto de venta.

placeholder Juan Manuel Morales, director general de Grupo IFA.
Juan Manuel Morales, director general de Grupo IFA.

P. ¿Qué opina de la labor que hacen organizaciones como Ecoembes, a la que ustedes pertenecen, para fomentar el compromiso con el reciclaje?

R. Nuestro grupo forma parte de ese 20% del accionariado de Ecoembes que pertenece al sector del comercio y la distribución. Allí damos voz a todas nuestras empresas asociadas, que son líderes regionales y un ejemplo de compromiso en sus áreas de influencia. Yo creo que su labor es muy necesaria en un país que tiene la normativa medioambiental transferida a las comunidades autónomas, lo que ocasiona una fragmentación que dificulta mucho el trabajo diario de las empresas. Nos ayudan a canalizar y tratar de homogeneizar lo máximo posible una legislación que en su mayoría proviene de la Unión Europea, pero que, al llegar al contexto nacional, se aplica de manera heterogénea en cada comunidad autónoma. Esto afecta a la unidad de mercado y, por tanto, al crecimiento sostenible de las empresas. Es un asunto muy importante que deberíamos seguir mejorando para ganar en eficiencia y competitividad. No podemos olvidar que el conjunto del comercio se enfrenta al doble reto de la transformación digital y ecológica, algo que, ya de por sí, requiere una significativa inversión de recursos. Tratemos de no cargar con recursos adicionales al empresariado por no aplicar una política medioambiental homogénea en todo el territorio nacional. De otra forma, España tendrá muchas dificultades para trasponer las directivas europeas en tiempo y forma.

P. La economía circular sigue siendo una tarea pendiente para las empresas españolas, según un informe de la Cámara de Comercio. ¿Cuáles son los obstáculos que frenan al sector ‘retail’ para avanzar hacia este modelo?

R. Uno de los principales es el que acabo de mencionar y es un problema común para la mayoría de los sectores que operan en varias zonas del país. La transición hacia una economía circular se va abriendo paso en España bajo el paraguas de estrategias, planes de acción y legislaciones a nivel nacional y autonómico que no cuentan con una hoja de ruta clara, lo que lleva a las empresas a la inseguridad, especialmente a las pymes. La realidad es que muchas comunidades autónomas deciden trasponer la legislación europea por su cuenta, algo que nos está pasando actualmente con directivas como la de los plásticos de un solo uso o la de residuos. Por eso, la mayoría de empresas que operan en nuestros país tratan ahora de entender las diferencias entre todas estas legislaciones que, en algunos casos, son considerables. Así es muy difícil saber qué productos se pueden introducir en el mercado en cada territorio y qué restricciones tienen en cada uno de ellos. Ante este escenario, las pymes no tienen los recursos suficientes para realizar esta labor. Bastante tienen con salir a flote y sobrevivir a la crisis que ha creado la pandemia.

Creo que nuestro sector puede volver a ser uno de los motores de la recuperación porque somos grandes vertebradores del país: fijamos población y creamos empleo hasta en los rincones más remotos del territorio nacional. Pero para lograrlo necesitamos una regulación inteligente que otorgue certeza y coordinación. Así será mucho más fácil la implantación de algo tan ambicioso como es la economía circular.

"Es muy difícil saber qué productos se pueden introducir en el mercado en cada territorio y qué restricciones tienen en cada uno de ellos"

P. ¿De qué manera contribuyen desde su compañía a promover la economía circular en toda su cadena de valor, desde sus proveedores hasta el consumidor final?

R. La economía circular es uno de los pilares para un desarrollo sostenible y, por tanto, una de nuestras prioridades. Como central de compras y servicios trabajamos para mantener informados a nuestros asociados de las evoluciones en los cambios de materiales, de forma que puedan ajustar sus referenciales y su composición a todos los planes y cambios legislativos actuales. También buscamos la mayor eficiencia energética para nuestros asociados, generando importantes ahorros en los que las energías renovables cobran cada vez mayor protagonismo. Hemos sido pioneros en acciones relacionadas con la economía circular, desde la lucha contra el desperdicio alimentario, la mejora de la eficiencia energética y el uso de recursos en nuestras operaciones, así como la reducción de la cantidad de envases. Y seguimos trabajando para promover una última milla cada vez más eléctrica y sostenible.

P. Y en materia de sostenibilidad de sus envases, ¿aplican algún tipo de medida para que el impacto ambiental de estos sea el mínimo posible?

R. Siempre estamos trabajando para implantar envases más fácilmente reciclables, elaborados con mayor porcentaje de material reciclado y que sirvan para evitar el desperdicio alimentario. Tenemos ya algunas soluciones que incorporan hasta un 95% de plástico reciclado procedente, en su mayoría, de botellas. Son envases que se han diseñado para mantener durante más tiempo la frescura de los productos, a la vez que se facilita el reciclado de cada una de las partes. Con ello también se evita el desperdicio alimentario, tanto en tienda como en los hogares, un asunto relevante en el contexto europeo porque Bruselas busca reducir el desperdicio de alimentos en un 50% para el año 2030.

"Lo relevante es seguir trabajando el plástico para recuperarlo, reutilizarlo y, cuando esto no sea posible, tratarlo adecuadamente"

P. La ONU ha alertado de que la contaminación por plásticos ha aumentado debido a la pandemia por el uso de mascarillas, guantes y otros productos elaborados con este material. ¿Qué están haciendo desde Grupo IFA para paliar esta amenaza medioambiental?

R. No creo que debamos analizar el asunto de los plásticos desde un hecho puntual producido por unas circunstancias excepcionales. También se podría analizar este material desde su papel positivo ante la pandemia como método para reducir contagios y garantizar la seguridad alimentaria. Lo relevante es seguir trabajándolo para recuperarlo, reutilizarlo y, cuando esto no sea posible, tratarlo adecuadamente para su revalorización como recurso y, así, reintegrarlo al ciclo de la economía. Debemos recordar que los supermercados fueron los primeros en cobrar las bolsas de plástico de un solo uso hace más de una década y hemos llegado a 2021 con todos los cambios en su composición aplicados. Seguiremos trabajando para que nuestros asociados cumplan plenamente con toda la legislación que viene este año en relación con este material.

P. Las restricciones de movilidad derivadas de la pandemia del covid-19 han provocado el incremento del comercio de proximidad, siendo su grupo de distribución uno de los grandes beneficiados. ¿Consideran que esta tendencia desaparecerá cuando recuperemos la vieja normalidad? ¿Por qué?

R. Veremos en unos meses cuántas tendencias permanecen y se convierten en nuevos hábitos porque aún es pronto para realizar ese análisis. De todas formas, sí que podemos afirmar que nuestro modelo, basado en los frescos, la proximidad y la variedad de surtido, se amolda perfectamente a las tendencias actuales; algo que nos ofrece una clara ventaja competitiva. La proximidad ya era un modelo ganador a corto y medio plazo y la pandemia lo ha consolidado aún más. Hemos fidelizado nuevos clientes que han comprobado que pueden realizar la compra completa en nuestros establecimientos y lo pueden hacer de la forma más sostenible y saludable. Si a esto le añadimos el progresivo envejecimiento de la población y que nuestra amplia red de establecimientos evita muchos desplazamientos y emisiones de gases contaminantes, creemos que nuestro modelo seguirá siendo tan fuerte como en los últimos 50 años.

"Pensamos que en la compra de alimentación al consumidor le sigue gustando ir a la tienda y tocar el producto"

P. El canal ‘online’ también ha experimentado un fuerte crecimiento. ¿Cómo está adaptándose su compañía a un futuro cada vez más digitalizado, donde el consumidor demanda la omnicanalidad?

R. La venta 'online' va adquiriendo cada vez más importancia y nuestros asociados están acometiendo estos procesos de manera individualizada. En IFA pensamos que en la compra de alimentación al consumidor le sigue gustando ir a la tienda y tocar el producto. La proximidad emocional que generamos con los consumidores no la consiguen todavía los algoritmos. Es una gran fortaleza para fidelizar y construir confianza. Además, en nuestra labor como central queremos seguir profundizando en el 'big data', que para nosotros es una gran fuente de eficiencia y conocimiento.

P. Hace unos años, usted reconocía que "es necesario que las compañías sean más eficientes para preservar la competitividad", ¿qué medidas han implementado para lograr esa eficiencia?

R. Incrementar la eficiencia está en nuestro ADN como central de compras y servicios porque así ayudamos a reducir el coste de hacer negocio de nuestros socios, algo imprescindible ante el escenario de incertidumbre que se avecina. Este es un sector muy competitivo que actúa con unos márgenes muy ajustados. Por eso, nuestro nuevo plan estratégico 2021-2025 se sigue apoyando en el incremento de la eficiencia a la vez que mantenemos un equilibrio entre calidad y precio. Una calidad que nos la facilita la apuesta por el producto local en los frescos y nuestra alianza con la marca de fabricante y su constante innovación. Los fabricantes son nuestros mayores aliados y queremos seguir creciendo conjuntamente con ellos.

Directivos por la economía circular Economía circular Supermercados